_
_
_
_
Comparecencia del futuro presidente del grupo en el Congreso

González-Echenique se fija como objetivo "devolver la normalidad" a RTVE

Leopoldo González-Echenique, el que será el próximo presidente de RTVE, ha comparecido hoy en el Congreso de los Diputados, en el examen de idoneidad que deben pasar todos los candidatos a incorporarse al consejo de RTVE. Y lo ha hecho dejando claro cuál va a ser su primera prioridad: "devolver la normalidad" a la corporación.

Leopoldo González-Echenique en el Congreso de los Diputados
Leopoldo González-Echenique en el Congreso de los DiputadosPablo Monge

Para recuperar esta situación, lo primero que impulsará el futuro responsable del grupo será aprobar las cuentas de 2011 y elaborar un presupuesto para este año que permita mantener el modelo de servicio público de RTVE, adaptado al nuevo marco de austeridad presupuestaria.

González-Echenique insistió en que llega a la radiotelevisión pública estatal con la intención de defender, "de forma incondicional", su labor de servicio público, respetando la pluralidad, la información rigurosa y veraz, unos contenidos de calidad y apostando por la producción propia y por impulsar la industria audiovisual nacional. "No tengo el proyecto de eliminar la televisión pública, sino todo lo contrario", apostilló.

También quiso dejar claro que tendrá "como bastión" a los cerca de 6.500 trabajadores que forman parte de la plantilla de RTVE, a los que alabó por su profesionalidad y cualificación.

El próximo presidente del grupo no quiso avanzar cómo va a adaptar la realidad de RTVE al ajuste presupuestario de más del 35% impulsado por el Gobierno para la corporación, pero sí inisistió en varias ocasiones en la necesidad de hacer un uso "eficiente y racional" de los recursos del grupo.

Tampoco quiso opinar sobre el sistema de financiación de la corporación, recordando que sus funciones en este caso se limitan a ejecutar el mandato que proceda del Parlamento.

Asimismo, insistió en que tratará que su metodología de trabajo esté presidida por el "consenso, el diálogo y el acuerdo" y se definió como "uno más" del consejo de administración de RTVE, "un órgano que es colegiado". En cualquier caso, se mostró dispuesto a ejercer la funciones ejecutivas que le corresponden como presidente que, aclaró, "están tasadas" por la normativa que afecta al grupo.

Ciriza, perfil de consenso

PSOE y UPyD se mostraron en contra de la designación de González-Echenique como miembro del consejo de RTVE, al entender que no cuenta con la experiencia exigible en el sector audiovisual y considerar que su nombramiento supone la vuelta a la gubernamentalización de la radiotelevisión pública.

"Como presidente nace muerto. Va a ser el presidente del PP en RTVE, no el presidente de todos los españoles", le espetó el portavoz socialista, Juan Luis Gordo, quien le acusó de ser "correa de transmisión directa" de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Una acusación que rechazó el interpelado, alegando que no dirige la política de comunicación del Ejecutivo.

El Congreso también examinó hoy a otros dos candidatos al consejo de RTVE: âscar Pierre, propuesto por CiU (quien quiso dejar claro que no tiene intención de que el consejo del grupo se convierta "en un florero", dejando todo el poder en manos del futuro presidente) y Marisa Ciriza, propuesta por el PP, y de quien el portavoz socialista dijo que hubiera sido una buena candidata de consenso para presidir RTVE.

Las tres candidaturas saldrán adelante, ya que cuentan con el respaldo seguro del PP y de CiU. Hoy, en la comisión de nombramientos, sus nombres ya han sido votados de forma favorable de manera mayoritaria.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_