Se le acaba el tiempo para evitar una posible sanción

Bruselas da a Google hasta principios de julio en el 'caso antimonopolio'

Debe especifcar antes de esa fecha cómo va a cambiar sus prácticas empresariales para saldar la investigación sobre un posible abuso de su posición dominante.

Sede de Google en Dublín (Irlanda)
Sede de Google en Dublín (Irlanda)

A Google se le acaba el tiempo para evitar una posible sanción de Bruselas. Joaquín Almunia, comisario europeo de la Competencia, le ha dado hasta principios de julio para que especifique cómo va a cambiar sus prácticas empresariales para saldar la investigación sobre un posible abuso de su posición dominante. "Quiero dar a la compañía la oportunidad de ofrecer propuestas de remedio que evitarían procedimientos largos", dijo Joaquín Almunia, que añadió que espera para primeros de julio "pasos concretos de su voluntad para explorar esta nueva ruta", informó Reuters. Almunia no quiso referirse a las especulaciones de que el plazo acaba el 2 de julio.

Según publicó CincoDías el 22 de mayo, Almunia se dirigió por carta a Eric Schmidt, consejero ejecutivo de Google. En ella, le indicaba que la investigación de las autoridades europeas mostraba que Google podría haber favorecido sus servicios de búsqueda frente a los de sus rivales. Algo que la compañía negó.

Bruselas le exige al buscador cuatro cambios en su modelo de negocio para zanjar un asunto que podría desembocar en multas millonarias: que suprima la presunta preferencia que da a sus propios servicios de búsqueda especializada frente a sus competidores; que no vampirice el contenido de otros buscadores especializados y lo incorpore como material propio, sin autorización previa; que no imponga exclusividad a los clientes que usan sus servicios como buscador de anuncios, y que no imponga restricciones a los programadores de las plataformas de subastas de anuncios para evitar la migración de ese mercado desde su servicio AdWords al de competidores.

GOOGLE 1.245,49 -0,60%

Revisión del acuerdo de Universal y EMI

Universal Music no ha ofrecido concesiones concretas a las autoridades europeas de la competencia para intentar asegurar la aprobación del acuerdo de compra de la discográfica EMI, informó Reuters. Un responsable de la CE dijo el viernes que los reguladores están preparando una declaración sobre las objeciones al acuerdo que podría presionar a Universal para que ofrezca remedios para obtener la aprobación de la compra. Según indicó Almunia, el proceso está a punto de entrar en su siguiente fase.