La Generalitat busca pagar las emisiones del año pasado

Cataluña emitirá 2.000 millones en bonos patrióticos en abril

Cataluña tiene previsto el lanzamiento de una nueva ronda de bonos patrióticos para abril. La Generalitat espera emitir al menos 2.000 millones de euros con el objetivo de cubrir el vencimiento de los bonos a 12 meses que tiene que afrontar en mayo.

El presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, durante la rueda de prensa posterior al encuentro con Mariano Rajoy
El presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, durante la rueda de prensa posterior al encuentro con Mariano Rajoy

En estos tiempos de difícil acceso a la financiación, Cataluña tiene previsto recurrir de nuevo a su iniciativa, luego seguida por varias comunidades más, de los bonos patrióticos, que tan buenos resultados le ha dado en el pasado. En concreto, la Generalitat tiene previsto colocar 2.000 millones de euros a inversores particulares el próximo abril.

El objetivo prioritario de la comunidad es hacer frente al vencimiento, el dos de mayo, de casi 2.300 millones de euros en bonos a un año emitidos en 2011. La idea es que aquellos usuarios que lo deseen renueven sus antiguas emisiones por las nuevas y utilizar el dinero nuevo que entre en las arcas catalanas para pagar a quien desee recuperar su liquidez.

Por el momento, la Generalitat aún no ha iniciado la negociación con las entidades colocadoras para concretar las comisiones que recibirán estas por comercializar los bonos, o el interés que se ofrecerá para atraer a los inversores. El año pasado, Cataluña pagó un 4,5% por el papel emitido a un año.

Las circunstancias en los mercados, no obstante, son más complejas ahora que en la primavera pasada. La Comunidad Valenciana ya necesitó apoyo del Estado para hacer frente a sus vencimientos. Baleares, por su parte, tuvo éxito en la colocación de la última remesa de bonos patrióticos, pero tuvo que ofrecer un 5% de interés a un año y solo pretendía colocar 275 millones de euros.

Fuentes de la Generiltat catalana aseguran que su prioridad es cumplir los vencimientos del pasado año, pero "siempre que los mercados lo permitan" su intención es obtener financiación por encima de esos 2.000 millones de euros previstos.