Los mercados europeos contienen la presión y se anotan avances

La liquidez del BCE mitiga el riesgo de contagio

Grecia sigue influyendo en el devenir de los mercados, pero hay un antes y un después tras las medidas extraordinarias adoptadas por el BCE el pasado diciembre. Una quiebra del país heleno ya no asusta tanto en el mercado. La autoridad monetaria ha logrado eliminar el riesgo de colapso del sector financiero al asegurar sus necesidades de liquidez y ha mitigado los problemas de financiación de los Estados europeos, dos amenazas que pusieron a la zona euro al borde del colapso el pasado noviembre. En definitiva el BCE ha funcionado de cortafuegos y es responsable en parte del buen arranque del año bursátil.

"El riesgo sistémico se ha reducido mucho porque las medidas del BCE son claramente diferenciales", comenta Jordi Padilla, director general de Popular Banca Privada. "El miedo al contagio está ya muy reflejado en precios y primas de riesgo. El mercado entiende que Grecia es un default ahora o en el futuro", avisa Javier Barrio, director de ventas institucionales de BPI.

La UE se ve cada vez más capaz de resistir la quiebra de Grecia y los mercados también, aunque prefieren que se gane tiempo para que tanto los bancos expuestos como las economías estén en mejor posición de resistir el evento. Así, el visto bueno del Parlamento griego a las duras medidas de ajuste impuestas por la troika se recibieron con alivio contenido en los mercados. Las ganancias dominaron desde el arranque de la sesión pero el Ibex fue incapaz de mantenerse en terreno positivo. Perdió el 0,10%, el único castigo de Europa, para concluir en los 8.788 puntos. En el resto de la región las subidas medias rondaron el 0,5%.

El culebrón griego dista mucho de acercarse a su fin. El desbloqueo del segundo rescate al país, los 130.000 millones que necesita para asegurar el pago de sus compromisos en marzo, aún debe recibir el visto bueno de los ministros de economía de la UE mañana y está sujeto a la concreción de recortes por otros 325 millones de euros por parte de Grecia. Obstáculos que el mercado espera que se logren superar pero que pesan en un entorno de fuerte oposición social en el país.

Italia emite 12.000 millones a tipos más bajos

Las condiciones de financiación para los estados europeos más endeudados siguen mejorando. Italia colocó 12.000 millones de euros ayer y lo hizo a unos tipos de interés inferiores a los de las subastas anteriores.

La medicina del BCE funciona y desde que inyectó liquidez a tres años las subastas de deuda se saldan con mayor éxito en Europa. Italia salió airosa ayer al apelar al mercado con varias emisiones. Colocó 8.500 millones de euros a 12 meses a un tipo medio del 2,230%, lo que supone el nivel más bajo desde el 10 de junio del pasado ejercicio y también una importante rebaja desde el 2,735% que pagó en la última subasta al mismo plazo el pasado enero. El ratio de cobertura, sin embargo, fue de 1,09 veces, inferior al 1,47 de la emisión anterior. El Banco Central italiano reconoció que no resultó "particularmente brillante". Una débil demanda que algunos achacaron a la caída de rentabilidades, lo que llevó a algunos expertos a señalar a Italia como una víctima de su propio éxito.

El Tesoro italiano también vendió otros 3.500 millones de euros en letras a 4,2 meses y lo hizo al 1,546%, también un tipo inferior al 1,644% de la emisión anterior.

Alemania, por su parte, emitió 3.001 millones a dos años al 0,0761% frente al -0,0122% de la emisión anterior. El ratio de cobertura quedó en 1,51 frente al 1,82 anterior.

Subasta

El Tesoro afronta hoy una nueva prueba, con subasta de letras a 12 y 18 meses, y el jueves, con bonos con vencimiento en 2015 y 2019. La caída de la prima de riesgo, que ayer se situó en los 333 puntos básicos es una buena noticia. La rentabilidad del bono a 10 años cayó al 5,262%.