La compañía negocia cómo atender las reclamaciones del pasaje

Abona mil euros a cada empleado y da permiso pagado al personal de vuelo

Spanair anunció ayer que pagará 1.000 euros de la nómina de enero a sus empleados y que prevé reembolsar el coste de los billetes a los pasajeros que los compraron en agencias. Sin embargo, su cese de actividad desata una avalancha de reclamaciones y la movilización sindical.

La decisión de Spanair de suspender su actividad dejó este fin de semana en tierra a más de 20.000 pasajeros y coloca también en el aire el futuro de sus 2.000 empleados -a la espera de conocer si la empresa presenta la suspensión de pagos-, y de otros 2.000 puestos de trabajo indirectos, vinculados estrechamente con las operaciones de la compañía.

La tercera aerolínea española ha convocado al comité de empresa a una reunión que tendrá lugar el miércoles en su sede de Barcelona y, por lo pronto, ayer comunicó a los sindicatos que ha ingresado 1.000 euros en las cuentas bancarias de los trabajadores, correspondientes a la nómina de enero. Aun así, los propios sindicatos dan por hecho que Spanair presentará hoy mismo concurso voluntario de acreedores ante los juzgados de Barcelona, por lo que están estudiando movilizaciones. El colectivo USOC es el mayoritario en el comité de empresa de Barcelona al representar a la mayoría del personal de cabina; los sindicatos CC OO y UGT, por su parte, tienen influencia entre el equipo de tierra.

La suspensión abrupta de actividad sorprendió a la plantilla, que supo el sábado los detalles básicos sobre su futuro a más corto plazo. Spanair ya no necesita pilotos, ni auxiliares ni azafatas. A todos ellos les comunicó el sábado su decisión de otorgarles un "permiso retribuido, sin necesidad de que el lunes acudan a sus puestos de trabajo". Expresamente el documento deja claro que los trabajadores de este grupo quedan eximidos de su obligación de "prestar servicio en la empresa", informa Fernando Sanz.

La empresa sí establece, en cambio, que todo el personal de los servicios centrales en Barcelona tendrá que acudir hoy lunes a su puesto de trabajo y allí individualmente se les informará de "su nueva situación, pudiendo estar en permiso retribuido o bien, en función del responsable, quedarse en el puesto de trabajo atendiendo a las labores operaciones y funcionales". No hay matices para todo el personal de ventas y el adscrito al call center de la compañía, que hoy deberá acudir a sus puestos.

Reclamaciones y reembolsos

Spanair intentaba ayer por la tarde contener la riada de reclamaciones que se desató tras su decisión del viernes por la noche de suspender actividad. La aerolínea ultimaba ayer por la noche un acuerdo con la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) para devolver el precio íntegro de los billetes a los pasajeros que los pagaron en agencias de viaje con transferencia bancaria o en efectivo, según anunció la propia Spanair. La compañía añadió en un comunicado que en el caso de pagos con tarjeta de crédito, ya sea en la página web de la compañía o en una agencia, los pasajeros deberán informarse en su entidad financiera de las posibilidades de reembolso.

Spanair no ha evaluado el número de afectados, pero considera que el acuerdo con IATA cubrirá la mayoría de las reclamaciones. Los importes a devolver no serían elevados al tratarse de trayectos cortos, pero el total de viajeros con derecho a reembolso podría rondar el medio millón. Solo en el fin de semana los pasajeros afectados han presentado ya más de 2.000 reclamaciones ante Aena y la oficina de consumo de la Generalitat de Cataluña.