La UE muestra su "sorpresa" por el momento escogido por S&P

El comisario para Mercado Interno y Servicios, Michel Barnier, cree que la agencia no ha valorado los esfuerzos "sin precedentes y en todas partes destinados para controlar el gasto público".

El comisario Europeo para Mercado Interno y Servicios, Michel Barnier, ha restado importancia a la rebaja de la calificación de la deuda de nueve países de la eurozona emitida ayer por la agencia de rating Standard and Poor's, que consideró como "una opinión más", aunque declaró su "sorpresa" por el momento escogido por S&P para anunciar su decisión, por no tener en cuenta los avances realizados en la lucha de la eurozona contra la crisis.

"Tomo nota de la decisión tomada ayer por una de las agencias de calificación para degradar varios países de la zona del euro", declaró Barnier, quien pidió centrarse en los progresos que la UE está realizando para combatir la crisis de deuda.

"Más allá de esta nota, que es sólo una opinión entre otras cosas, lo importante es la evaluación económica, objetiva, que estamos haciendo de situación actual", indicó Barnier.

Así, el comisario destacó los esfuerzos "sin precedentes y en todas partes destinados "para controlar el gasto público, para la creación de normas comunes que garanticen la unión económica presupuestaria que debe ir con la unión monetaria" y que reflejan "el decidido compromiso del Banco Central Europeo".

Con todo, el comisario no pudo ocultar su estupor ante el momento escogido por S&P para anunciar la degradación de la calificación de la deuda de España, Italia, Portugal, Chipre, Francia, Bélgica, Malta, Eslovaquia y Eslovenia.

"Cuando todos los gobiernos y todas las instituciones europeas se han movilizado, y estamos viendo los primeros resultados, me quedo sorprendido por el momento elegido por Standard and Poor's, que no tiene en cuenta los progresos actuales", concluyó Barnier.