La prima de riesgo española escala hasta los 345 puntos básicos y el Ibex suma un 0,28%

S&P golpea a la deuda periférica

El posible recorte masivo a la solvencia de los países de la zona euro por parte de S&P ha recrudecido la crisis de deuda y ha cambiado el signo en las Bolsas europeas, con la excepción del Ibex que ha logrado anotarse un 0,28%. El riesgo-país de España ha escalado hasta los 345 puntos básicos.

La amenaza sobre los países europeos ha vuelto a ensombrecer los mercados. La posibilidad de que la agencia de calificación Standard & Poor's anuncie previsiblemente esta tarde una rebaja masiva de la nota crediticia a los países de la zona euro, entre ellos Francia, España, Austria, Italia, Bélgica y Portugal ha supuesto un vuelco en las Bolsas a uno y otro lado del Atlántico. Una amenaza que en el caso de España e Italia se suma a la manifestada esta semana por Fitch.

La agencia de calificación puso a comienzos de diciembre en revisión la calificación de 15 países de la zona euro si no lograban alcanzar una solución a la crisis de deuda en la cumbre de la Unión Europea de diciembre, cita en la que todos los países excepto Reino Unido firmaron un pacto fiscal.

El Ibex ha sufrido una sesión de infarto y ha pasado de subir un 1,2% ha retroceder un 0,65% al conocerse el posible recorte, aunque al cierre ha logrado evitar las pérdidas y sumar un 0,28%. El lunes arrancará desde los 8.450 puntos.

IBEX 35 10.022,20 0,66%
DAX XETRA 13.783,89 0,29%
CAC 40 6.085,95 0,27%

El mercado de deuda ha sido sin duda el más penalizado por la amenaza de S&P. El diferencial de la prima de riesgo española frente al bund alemán ha escalado desde los 222 puntos básicos, mínimo de la sesión, hasta los 345 puntos básicos, pese a la intervención en el mercado secundario por parte del BCE para comprar deuda española e italiana. Una escalada que también se ha producido en el riesgo-país de Italia, 487 puntos frente a los 460 que marcaban el mínimo de la jornada.

Olvidadas quedan ya las buenas subastas de deuda de España e Italia, donde en el caso del Tesoro español se colocaron 9.980 millones de euros, el doble de lo previsto, a un precio inferior al pagado en la anterior subasta, y la comparecencia de Mario Draghi, que tras mantener los tipos de interés en el 1% afirmó que apreciaba signos de mejora en la deuda soberana gracias a la barra de liquidez ofertada.

El ultimátum de S&P también se ha visto acompañado por informaciones sobre la ruptura de las negociaciones entre Grecia y las entidades acreedoras para la condonación de parte de la deuda. Ambas partes se han emplazado a un proceso de reflexión para obtener un acuerdo.

La posible rebaja masiva de ratings ha reducido las ganancias semanales en las plazas europeas. El Ibex se ha anotado una subida semanal del 1,95% mientras que el Cac sumó un 1,88% y el Dax un 1,41%, la peor parte se la ha llevado el Ftse 100, que retrocede un 0,23%.

El euro se ha visto perjudicado por la amenaza de S&P y ha retrocedido a niveles de octubre de 2010 al cotizar a 1,2689 dólares.