Reduce su posición de dominio

Ferrovial prepara la subasta del aeropuerto de Edimburgo

Los analistas prevén que pueda ingresar hasta 725 millones

La batalla por el mayor aeropuerto de Escocia está a punto de comenzar, con el propietario del aeropuerto londinense de Gatwick como principal candidato a hacerse con una infraestructura que puede reportarle a Ferrovial (el grupo vendedor) hasta 600 millones de libras (725 millones de euros).

GIP, que ya compró Gatwick al grupo español en 2009, no ha ocultado su interés por el aeropuerto de Edimburgo y prepara su oferta asesorado por el Royal Bank of Scotland.

En todo caso, fuentes financieras precisan que probablemente tendrá que enfrentarse a las propuestas que presenten las filiales de infraestructuras de fondos británicos y de Estados Unidos, así como a gestores de aeropuertos de Alemania, Francia y Canadá.

FERROVIAL 22,58 -1,14%

La venta del aeropuerto de Edimburgo, por el que pasan cerca de nueve millones de pasajeros al año, forma parte de un intento por parte de las autoridades de competencia británicas por reducir a posición de dominio de BAA (que pasó a manos de Ferrovial en 2006) el sector aeroportuario. El pasado mes de octubre, el regulador obligó a BAA a vender el aeropuerto de Edimburgo o el de Glasgow (ambos en Escocia) después de haber ya forzado la salida del de Gatwick. El grupo todavía mantiene el control de Heathrow (en Londres), Southampton, Stansted y Aberdeen.

"La primeras ofertas se esperan para finales de febrero y la segunda fase de lista corta, cuando las partes interesadas que siguen adelante tienen acceso a la due diligence, está prevista para un par de meses después", avanzó una fuente conocedora del proceso.

BNP y Citigroup, los asesores de Ferrovial, enviarán información detallada a los interesados en pujar por el aeropuerto la semana que viene, añadió otra de las fuentes consultadas. Ferrovial pretende tener cerrada la venta para finales del verano.

Los analistas prevén que Edimburgo le pueda reportar al grupo español entre 400 y 600 millones de libras (entre 484 y 725 millones de euros), atendiendo a los precios de operaciones similares de los últimos dos años.

Una decena de posibles compradores

Hasta una decena de grupos pueden estar interesados en hacerse con el aeropuerto de Edimburgo. El principal candidato es GIP, que ya ganó la batalla por Gatwick en 2009 con una oferta de 1.500 millones de libras (1.815 millones de euros). Según fuentes financieras, también tienen previsto participar en la puja la división de infraestructuras del fondo británico 3i, que se ha asociado con el gestor de fondos M&G y un fondo de pensiones británico; así como el fondo de capital riesgo estadounidense Carlyle, que se ha aliado con los magnates escoceses Brian Souter y Angus Grossart. También han mostrado su interés por participar en el proceso los gestores de aeropuertos Fraport (Fráncfort), Aéroports de París (Charles de Gaulle) e Yvras (Vancouver), así como la turca TAV y la canadiense Borealis.