La agencia puso en revisión a 15 naciones antes de la cumbre

S&P desvelará en enero qué destino da a los rating de los países del euro

S&P desvelará el misterio en enero. Tres días antes de la última y decisiva cumbre europea, la agencia puso en revisión a la eurozona al completo para presionar la adopción de medidas en esa reunión. Dará su veredicto con la entrada del nuevo año.

Standard & Poor's tiene previsto publicar su informe sobre la calificación de 15 países de la zona euro en enero, según aseguraron a Reuters dos fuentes de Gobiernos europeos.

"Hemos recibido una señal informal de S&P de que se conocerán en enero", expresó una fuente que no quiso ser identificada porque los contactos con la agencia de rating son confidenciales. "En las conversaciones que tuvimos, dejaron entrever esto", agregó. Esta persona explicó que entiende que los 15 países en estudio conocerán la decisión al mismo tiempo.

Una fuente de alto rango de otro país de la zona euro también afirmó que la decisión de la agencia de calificación probablemente se conocería el próximo mes.

S&P advirtió el 6 de diciembre que podría llevar a cabo una rebaja masiva sin precedente de los países de la zona euro si los líderes de la UE no conseguían acordar una solución a la crisis de deuda en la cumbre del 9 de diciembre. S&P no quiso hacer comentarios.

La agencia colocó a 15 países de la zona euro en vigilancia negativa, incluyendo los dos con máxima calificación, Alemania y Francia, y agregó que se acumulaban las tensiones sistémicas ante un endurecimiento de las condiciones crediticias en el bloque de 17 países.

Aunque la vigilancia negativa suele significar una rebaja en un periodo no superior a tres meses, S&P informó en ese momento que preveía finalizar el estudio "lo más pronto posible" después de la cumbre.

Los responsables de política que asistieron a la cumbre se centraron en un plan para una normativa fiscal más rigurosa en la zona euro que esperan que sirva para prevenir un empeoramiento de los problemas derivados de la deuda.

La reacción de los mercados ha sido fría debido también a la reticencia del Banco Central Europeo a desempeñar un papel más intervencionista.

Otras agencias de calificación también tienen el ojo puesto en la región.

Moody's, que reafirmó el rating máximo de Austria el viernes, dijo que revisaría el rating de los 27 estados de la UE en el primer trimestre del próximo año.

Fitch Ratings la semana pasada colocó a seis economías de la zona euro, incluyendo Italia y España, en vigilancia negativa y comentó que una solución profunda a la crisis de deuda de la zona euro estaban fuera del alcance.