La agencia cree que España caerá en recesión en 2012

S&P pone en vigilancia negativa toda la zona euro

Standard & Poor's ha advertido al conjunto de los países de la eurozona que podría rebajar sus calificaciones crediticias a la vista de la profundización de la crisis económica y política en el bloque del euro.

Standard & Poor's Ratings ha colocado en vigilancia negativa las calificaciones de deuda de 15 de los 17 países miembros de la zona euro. Solo Chipre, que ya estaba en vigilancia negativa, y Grecia se libran de la nueva amenaza, que por primera vez desde que se abrió la crisis financiera global afecta ya a la intocable Alemania.

Según la nota difundida a última hora de la noche, la inusual puesta en cuestión del crédito europeo en su conjunto se debe al incremento del "estrés sistémico".

En concreto, la agencia se refiere a cinco factores interrelacionados: el endurecimiento de las condiciones del crédito, el incremento generalizado de las primas de riesgo, las continuas discrepancias de los gobernantes sobre la gestión de la crisis y la convergencia económica y fiscal, los altos niveles de endeudamiento público y el aumento del riesgo de recesión en el conjunto de la región.

S&P espera que la actividad económica decrecerá el año que viene en España, Portugal y Grecia, y asigna un 40% de probabilidad a una recesión en toda la zona euro.

La "perspectiva negativa" de S&P, implica un 50% de probablididad de recortar su calificación en los próximos tres meses.

El movimiento de S&P llega en un momento en que los Gobiernos de la eurozona progresan hacia un acuerdo global para contener la crisis de deuda antes de la crucial cumbre del viernes. La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, han pactado hoy una posible reforma del Tratado de Lisboa por el que se sancione de forma automática a los países que incumplan los límites de déficit y deuda pública que marca el Pacto de Estabilidad.