Secretos de despacho

Motivación navideña en Famosa

José de la Gándara renueva los clásicos de la juguetera y señala las líneas maestras a su equipo.

Nancy, Barriguitas, Nenuco... Nombres protagonistas de la Navidad desde hace décadas que Famosa ha utilizado como punta de lanza en la renovación de la marca emprendida por José de la Gándara desde su llegada a la dirección de la firma, hace tres años. Todos ellos y algunos productos más recientes aportan el toque de color a su ya de por sí luminoso despacho, de amplios ventanales, desde el que dirige una firma con creciente presencia internacional.

"Hacemos fuera el 55% de nuestra facturación y aunque las ventas crezcan algo en España, lo hacen de manera mucho más importante en los mercados que vamos abriendo", explica De la Gándara. El lanzamiento de la Nancy en Polonia es uno de sus últimos éxitos, que se suma a su fuerte presencia en Francia, Italia, Portugal o México.

Pese a las dificultades globales y las caídas continuas de su propio sector, Famosa se mueve en crecimientos en torno al 3%-5%, subiendo un punto su cuota de mercado. El secreto ha sido, en palabras de su responsable, "relanzar marcas tradicionales con rediseños radicales, que resulten familiares a los padres pero que también gusten a los hijos". Aunque las nuevas nancys de rasgos más amplios no hayan convencido a algunas fieles coleccionistas, los test realizados por la empresa con niñas no dejan lugar a las dudas, como tampoco los resultados de ventas. Con todo, el bebé Nenuco sigue siendo el producto con mayor impacto de su cartera, y este año su apuesta es un restaurante para alimentarle con platos sanos y variados.

Como política global, Famosa prefiere apostar por sus propias licencias, por el desarrollo de personajes que puedan controlar, a la adquisición de los derechos de franquicias exteriores. "Hacemos excepciones a largo plazo, como con los productos Disney, en particular los relacionados con Minnie, o los de Ferrari para nuestros coches". Nancy, a su vez, ha sido licenciada para productos textiles, mochilas y otros accesorios como marca ya más que reconocida para las niñas.

Otra de las tendencias interesantes en el sector es la de buscar productos no estacionales, en particular dirigidos a la compra por impulso, con precios de entre dos y diez euros, que suelen encontrarse en los lineales de los hipermercados. En esa área cuentan con una licencia de éxito como Pin y Pon: "Es uno de los medios para desestacionalizar el consumo, para evitar el estrés que supone la dependencia de la campaña de Navidad". Que, además, se prolonga con un enero en el que la feria de Hong Kong cierra los pedidos de la siguiente temporada navideña, con productos que se irán elaborando hasta junio-julio, y embarcarán rumbo a Europa en agosto-septiembre.

La citada feria y el pico de producción son los dos momentos en que De la Gándara debe desplazarse a China, donde se elabora la práctica

totalidad de sus muñecos y cuentan con una plantilla estable de 60 empleados, "principalmente ingenieros y responsables de control de calidad".

La I+D y el montaje de los productos de mayor tamaño que resultaría caro transportar se lleva a cabo en las sedes tradicionales de la empresa, en Alicante: De la Gándara recuerda con orgullo que Famosa (Fábricas Agrupadas de Muñecas de Onil, Sociedad Anónima) tuvo su origen en una asociación de los jugueteros de Onil para afrontar el salto tecnológico de los materiales tradicionales al plástico, si bien la empresa ha sido en los últimos años propiedad de distintas firmas de capital riesgo y fue adquirida el año pasado por la estadounidense Sun Capital.

La oficina de Madrid, con unos 50 empleados, se encarga de marketing, ventas, oficina jurídica, recursos humanos y, en general, todos los aspectos administrativos que genera una compañía con presencia en tres continentes.

Su despacho se mantiene "permanentemente abierto" para todos ellos. "Considero que debo estar siempre disponible, puesto que el directivo debe ser antes que nada un motivador que señale las líneas maestras. Creo antes que nada en la importancia del equipo, que es el que hace posible una buena gestión, y en el empowerment. Con este enfoque me ha ido bien y lo mantengo", señala.

Antes de su llegada al cargo en Famosa, este ejecutivo pasó por sectores tan variados como el de los colchones -fue director general de Flex- o los materiales de construcción -al mando de Iberplaco, actualmente Saint-Gobain Placo-. Sin embargo, el juguete ha supuesto para él un reto singular: "Es un negocio muy divertido, pero también es muy difícil. Hay que estar pendiente de las modas, tiene este fuerte componente de estacionalidad, obliga a una presencia internacional... No puedo negar que me lo estoy pasando bien aquí".

La fiabilidad de la madera

Las dos hijas de De la Gándara tienen 22 y 25 años, y el ejecutivo no puede esconder una sonrisa ante la posibilidad de prolongar su presencia en Famosa hasta hacer regalos a posibles nietas. Junto a los productos de la empresa, el color del despacho lo ponen los detalles tintinófilos, como un par de cuadros: "La película tiene algún detalle de Spielberg y el final es flojito, pero el balance es muy bueno". También recuerda a Hergé su bote con montones de lápices recogidos por todas partes: "La madera es agradable, da una escritura de confianza". Todos perfectamente afilados con un clásico El Casco que le regalaron al dejar Saint-Gobain Placo.