La cadena española se hace con HCV por 94,6 millones de euros

Thomas Cook vende a Iberostar cinco hoteles en España para reducir deuda

Iberostar se hace con la cadena de hoteles HCV, de Thomas Cook en España, por 94,6 millones de euros. Se trata de tres hoteles en Mallorca y otros dos en Cádiz. El operador británico ahonda así en su compromiso de reducir deuda.

Thomas Cook se pone serio con el proceso de recortar su deuda. El operador británico ha vendido a la española Iberostar su grupo Hoteles y Clubs de Vacaciones (HCV) por un monto total de 94,6 millones de euros. La empresa recibirá 72,2 millones de euros en efectivo e Iberostar asumirá una deuda neta de 22,4 millones.

La venta incluye tres hoteles en Mallorca, el Royal Cupido, Royal Cristina y Royal Playa de Palma, y otros dos en Cádiz, el Royal Andalus y Andalucía Playa. Además, Iberostar adquiere también el Club de Golf Novo Sancti Petri, con dos campos y 18 hoyos, en la misma ciudad andaluza, "el primer campo de golf de España diseñado por Severiano Ballesteros", detallaron. Además, HCV opera "un segundo campo de golf en España", afirmaron fuentes de Thomas Cook.

"La venta de HCV es parte del programa de venta de activos no estratégicos de la compañía", afirmaron desde Thomas Cook. El operador confirmó que su objetivo es desprenderse de hasta 200 millones de libras (237,5 millones de euros) de deuda en un plazo máximo de 18 meses. El monto total asciende a 1.050 millones de euros.

Se espera que la operación se complete en el primer trimestre de 2012 una vez cumplidos todos los trámites necesarios. El objetivo es que en la ejecución final de la operación, un grupo de inversión liderado por Iberostar adquiera el 100% de la propiedad actualmente en manos de Thomas Cook y otros socios financieros. De momento, Thomas Cook ha recibido un depósito de 10 millones de euros de Iberostar como señal. Este depósito solo se devolverá "si Thomas Cook no puede completar la transacción porque no cumpla sus obligaciones o porque los accionistas no den el visto bueno a la venta de los activos", informaron.

La compañía española se ocupaba hasta ahora de la gestión de los cinco establecimientos. "La adquisición de la participación de Thomas Cook en estos hoteles responde al plan estratégico de expansión de Iberostar, que apuesta por crecer en aquellos destinos donde la presencia de la compañía ya está consolidada", afirmó Iberostar.

Según José Antonio González, consejero delegado de Iberostar, "esta operación es un paso coherente dentro de nuestro proceso de desarrollo y crecimiento de la compañía. Son hoteles que llevamos gestionando desde hace 16 años, ubicados en destinos clave y que sabemos que encajan a la perfección con el perfil de la cadena y las necesidades de nuestros clientes".

Aun así, Thomas Cook seguirá "contando con la cartera de hoteles de HCV para su actividad gracias a un acuerdo comercial separado" al que han llegado con Iberostar.

Crédito extra para Thomas Cook

Con la intención de alcanzar una "estructura sólida de capital" y "fortalecer su posición financiera", el pasado 27 de noviembre Thomas Cook llegó a un acuerdo con sus bancos para recibir financiación por el valor de 200 millones de libras esterlinas (unos 232 millones de euros). Esta operación sustituye al crédito a corto plazo de 116 millones de euros que acordó en octubre.

Fue en el anuncio de la operación financiera de noviembre cuando Thomas Cook adelantó a la prensa británica que podría ingresar en un futuro próximo unos 233 millones de euros por la venta de hoteles y otros establecimientos, entre los que se barajaban activos españoles.

Las cifras

1.050 millones de euros es lo que tiene Thomas Cook en deuda.

31.000 son los empleados de Thomas Cook en todo el mundo.

100 hoteles conforman la cartera de la española Iberostar.