La compañía ahonda su crisis

Thomas Cook pierde 613 millones y cerrará 200 tiendas

El touroperador británico Thomas Cook registró una pérdida anual atribuida de 520 millones de libras (unos 613 millones de euros) hasta el 30 de septiembre y prevé cerrar 200 tiendas de atención al cliente en el Reino Unido.

En un comunicado remitido hoy a la Bolsa de Valores de Londres, Thomas Cook precisó que su pérdida atribuida se incrementó en el último año hasta el pasado 30 de septiembre frente al mismo periodo del año anterior, cuando sus números rojos fueron de 2,6 millones de libras (unos 3,06 millones de euros). La pérdida bruta anual del touroperador alcanzó los 398 millones de libras (unos 469 millones de euros) frente al beneficio bruto de 41,7 millones de libras (48 millones de euros) en el mismo periodo del año pasado, añadió en la nota. Pese a todo, la facturación de la empresa se situó en 9.808 millones de libras (11.573 millones de euros) en el último año hasta el pasado 30 de septiembre, un ascenso del 10,3 por ciento frente al mismo periodo del año anterior. La deuda del touroperador fue de 891 millones de libras (1.051 millones de euros).

El buen rendimiento en sus mercados del centro y el norte de Europa compensaron las pérdidas registradas en el Reino Unido. El consejero delegado del touroperador, Sam Weihagen, dijo hoy que "este ha sido un año de desafío" para la empresa, pero puntualizó que se han tomado medidas para mejorar su situación. "Durante 170 años, Thomas Cook ha facilitado a los clientes unas experiencias de vacaciones fantásticas y vamos a seguir haciéndolo", agregó Weihagen.

Como parte de las medidas para mejorar su situación, Thomas Cook informó de que cerrará 200 tiendas en el Reino Unido de su cartera de 1.300 en los próximos dos años. La decisión se dio a conocer un día después de que Thomas Cook informase de que ha llegado a un acuerdo para vender su participación en cinco hoteles y un club de golf en España como parte de un plan para mejorar su situación.

El touroperador ha alcanzado un acuerdo para vender sus intereses en Hoteles y Clubs de Vacaciones S.A a Iberostar Hoteles y Apartamentos S.L., la división hotelera del grupo Iberostar.

HCV es una sociedad que, junto con otro accionista, es dueña indirectamente de cinco hoteles en España y un club de golf.

La operación de HCV forma parte del programa de ventas de Thomas Cook anunciado este año y que tiene como objetivo desprenderse de activos por valor de 200 millones de libras (232 millones de euros) durante un periodo de entre seis y 18 meses. La empresa, la más antigua del mundo del sector, quiere reducir sus deudas con el fin de restablecer la confianza de los inversores.

El mes pasado, Thomas Cook informó de que había llegado a un acuerdo con sus prestamistas bancarios con los que renegoció sus créditos tras experimentar un deterioro en sus negocios.

La emblemática agencia de viajes, que vende más de 22 millones de vacaciones anuales en el Reino Unido, tuvo que pedir ayuda financiera tras un deterioro del negocio en los últimos diez meses debido a la crisis, a la disminución en la confianza del consumidor y a la turbulenta situación en Oriente Medio y Norte de África, destinos clave para sus clientes.