La operadora cierra la puerta al dividendo en acciones

Telefónica eleva a 4.800 millones las sinergias por Brasil

Es un goteo, pero siempre al alza. Telefónica ha revisado varias veces la cuantía de las sinergias que cree que puede conseguir de Brasil y ahora el máximo está en 4.800 millones.

Telefónica ha llevado una buena noticia bajo el brazo a la tradicional conferencia de analistas que tiene siempre tras la presentación de resultados. Son los datos del desarrollo de la integración de sus filiales de fijo y móvil en Brasil después de haberse hecho con el control de Vivo, y las cuentas cada día le salen mejor.

Las previsiones que la compañía dio nada más cerrar la adquisición del líder brasileño del móvil han quedado desfasadas. Telefónica ya lo había adelantado, pero ahora ha dado las nuevas cifras. De una horquilla de ganancias materializables de 3.300 a 4.200 millones de euros se ha pasado a otra de 4.400 a 4.800 millones.

De esta cifra, la mayoría procede de las llamadas sinergias operativas, las que se consiguen sobre la base de ahorros por la combinación y de mayor potencial al unir los negocios de fijo y móvil. En este campo se esperan conseguir entre 2.700 y 3.100 millones, pero este dato ya se desveló en julio. La novedad es que la otra pata importante de las sinergias, las que se logran por aspectos financieros, menor pago de impuestos o créditos fiscales, se ha actualizado y se espera que llegue o supere los 1.700 millones, desde los 1.000 a 1.500 millones anteriores.

Durante la conferencia, Telefónica también desveló el ritmo de repatriación de fondos que está consiguiendo de Latinoamérica. Por ahora son 1.700 millones de euros en lo que va de año.

Los directivos de Telefónica aprovecharon la conversación con los analistas para tranquilizar al mercado sobre sus vencimientos de deuda. Y lo hicieron porque en 2012 tiene que hacer frente a pagos por 7.100 millones de euros...

Pero la operadora aseguró que los tiene casi cubiertos. Por ejemplo, 2.000 millones pueden proceder de la extensión de la emisión de participaciones preferentes. Otros 2.400 millones de deuda bancaria y 1.800 millones de Latinoamérica están neutralizados con líneas de crédito sin utilizar que superan esta cifra. Quedarían 1.000 millones, que son menos que la última emisión de bonos que ha hecho Telefónica, según señaló la compañía.

Lo que también quedó claro en la conferencia es que el optimismo por la recuperación en España brilla por su ausencia. Un experto preguntó por el efecto de las nuevas medidas de austeridad que se pueden aplicar a partir del 20 de noviembre. El presidente de Telefónica Europa, José María Álvarez-Pallete, no fue muy explícito, pero dejó claro que "no se espera ninguna mejora a corto plazo". Por eso, la operadora se está centrando en remodelar su oferta comercial, para poner freno a la pérdida de clientes.

Viendo las preguntas de los expertos quedaron claras cuáles son las preocupaciones del mercado. Y del dividendo se habló mucho. Telefónica reiteró que mantendrá las promesas de remuneración al accionista, aunque no quiso desvelar cuáles serán los pagos a partir de 2012, cuando el compromiso mínimo es de 1,75 euros por acción. "Se decidirá en su momento pensando en los inversores y viendo las condiciones del mercado", aseguraron los directivos. No se descartó la recompra de títulos. "¿Habrá dividendo en acciones?", preguntó un analista: "No está contemplado y no tendría sentido a los actuales niveles de cotización", fue la respuesta.