Resultados trimestrales

Cementos Portland valora su cementera en venta en EE UU en 661 millones

Cementos Portland Valderrivas ha reconocido la puesta en venta durante el tercer trimestre del año de su filial Giant Cement Holding, con la que opera en Estados Unidos y Canadá, y cuyos activos han sido valorados en 661,3 millones.

La subsidiaria de FCC informó ayer a la CNMV sobre el arranque "de forma activa" de los trabajos para encontrar comprador. Sin embargo, el presidente de la citada FCC, Baldomero Falcones, ya avanzó el pasado mes de junio que el grupo había encargado un estudio para desinvertir en las tres plantas cementeras que Giant tiene en la costa este de EE UU. En ese momento cuantificó el importe que podría obtener por ellas entre los 600 y 700 millones de dólares. Algo más adelante, a finales de septiembre, aseguró que contaba con seis ofertas.

Un pasivo de 451 millones

La decisión de desprenderse del negocio cementero en Norteamérica ha motivado que Portland lo clasifique como actividad discontinuada en los resultados de los nueve primeros meses del año. Como consecuencia, se han cuantificado los activos y pasivos no corrientes para la venta en 661,3 y 451,3 millones, respectivamente.

Dentro del importe correspondiente a los pasivos se ha incluido la deuda financiera neta de Giant Cement Holding, que al cierre del tercer trimestre se situaba en 317,5 millones de euros.

Desde el inicio del presente ejercicio económico, el resultado después de impuestos de Giant Cement arroja una pérdida de nueve millones.

Asimismo se han excluido del resultado financiero los flujos netos de efectivo atribuibles a esta firma, por un importe de 23,5 millones.

Giant Cement, propiedad de Cementos Portland en un 99,75%, es la cuarta compañía cementera de la costa este norteamericana y posee tres plantas, en Carolina del Sur, Pensilvania y Maine. En ellas produce cemento, hormigón y áridos utilizando deshechos como combustible.

El parón en Túnez afecta a las cuentas

Los resultados de Cementos Portland a 30 de septiembre arrojan una pérdida de 7,2 millones de euros, frente al beneficio de 4,3 millones conseguido en el mismo periodo de 2010.

La crisis generalizada en el sector de los materiales de construcción ha impactado en un gigante del cemento cuyos ingresos descendieron el 17,1%, pasando de los 581,2 millones de los primeros nueve meses de 2010, a los 482,1 millones actuales.

La empresa suma el paro temporal de la actividad de producción y comercialización en Túnez a sus problemas en España.