Muy confidencial

¿Qué les tocará en el reparto a Santander, BBVA y La Caixa?

Aún con el susto en el cuerpo y la indignación a flor de piel después de la incomprensible nueva vuelta de tuerca decidida en la cumbre europea de la semana pasada, el Banco de España y las grandes entidades financieras han vuelto a ponerse manos a la obra para tratar de cerrar el tortuoso frente de la reordenación de las cajas de ahorros. En los despachos de los primeros espadas del mundo financiero español se ha instalado el convencimiento de que CAM, CatalunyaCaixa, Unnim y, muy probablemente, Novacaixagalicia, acabarán tarde o temprano en manos de alguno de los tres grandes: Santander, BBVA y La Caixa.

Y a partir de ahí, se han disparado las quinielas. Los tres están en la puja por CAM, si bien es cierto que hay otros candidatos con posibilidades y que alguno del trío no ha ido a la puja con excesivo ánimo. No es el caso de Santander, cuya presencia en el mercado valenciano es claramente mejorable. Por otra parte, es evidente que La Caixa tiene una posición demasiado potente en Cataluña como para incrementarla. Igual de evidente que BBVA -aunque no sólo el grupo que preside Francisco González- se ha interesado vivamente por el mercado gallego. Pero entre tanta incertidumbre emerge una convicción: ni el actual Gobierno, ni el próximo, ni el Banco de España quieren más sorpresas. De ahí que en los principales despachos de Santander, BBVA y La Caixa no haya ni un segundo de tregua.