Tendrá personal nuevo "a costes de mercado" y aparatos de la matriz

IAG crea la 'low cost' con capital 100% de Iberia y flota de 13 aviones en 2012

Tras dos años de tiras y aflojas, ayer el consejo de IAG dio luz verde a la creación de Iberia Express. Será una nueva sociedad 100% de Iberia. Nacerá con 4 aviones en abril de 2012 y llegará a 13 aparatos a final de ese año. Operará con clase business y turista. Su personal (unas 500 personas) será nuevo y en principio utilizará el handling y el mantenimiento de Iberia. Sánchez Lozano afirma que es "una gran oportunidad" y los pilotos, que es "ilegal".

Finalmente y tras analizar varias alternativas, el consejo de administración de IAG decidió ayer que el capital de la nueva filial de bajos costes, que se denominará con toda probabilidad Iberia Express, sea en su totalidad de la compañía española. La aerolínea de nueva creación iniciará sus operaciones en abril de 2012 y para el arranque contará con una flota de cuatro aviones Airbus 320 de la actual flota de Iberia. El plan de desarrollo del negocio contempla que termine el próximo ejercicio con 13 aparatos.

Su base de operaciones estará en Madrid-Barajas, aeropuerto en el que los pasajeros de la nueva empresas podrán conectar con la red de vuelos de la matriz, especialmente lo que tienen destino en América Latina. A diferencia de otras empresas de costes bajos, Iberia Express tendrá dos clases en su cabina de pasajeros: de negocios y turista.

Según el hecho relevante remitido ayer por IAG a la CNMV, "la nueva compañía tiene por objetivo competir eficientemente en el mercado doméstico de España, así como también en Europa". Se buscan "unos costes de producción más bajos que el del deficitario negocio de corto y medio radio de Iberia actual".

IAG 7,54 14,83%

Iberia Express contratará "nuevo personal a costes de mercado" e "inicialmente el mantenimiento y el handling serán realizados" por las divisiones de la matriz Iberia".

En el hecho relevante, IAG asegura que "la creación de Iberia Express no afectará a los términos y condiciones laborales de los empleados de Iberia y no variará las condiciones de los acuerdos con Vueling y Air Nostrum".

500 nuevos empleos

Rafael Sánchez Lozano aseguró que la creación de Iberia Express en una "muy buena noticia" para la aerolínea y "supone una gran oportunidad para crecer". Calculó en 500 los "nuevos empleos" que creará en el primer año de operación. Dijo que cualquier trabajador de Iberia que quiera pasarse a la nueva empresa podrá hacerlo, pero dejó claro que no conservará derechos en la matriz.

El handling y el mantenimiento de la nueva empresa a partir de diciembre de 2012 "será negociado para conseguir la mejor oferta". Sánchez Lozano afirmó que el desarrollo de Iberia Express a partir de 2013 dependerá de las condiciones del mercado, pero vaticinó que "será un éxito y con seguridad tendrá un gran crecimiento". También precisó que "Iberia y British han crecido de manera pareja desde la fusión".

Reacciones dispares entre los sindicatos

Durante toda la jornada de ayer los distintos sindicatos de Iberia se mantuvieron a la expectativa de lo que pudiera decidir el consejo de IAG que desde primera hora de la mañana y hasta las seis de la tarde estuvo reunido en Madrid.

Una vez finalizado el consejo las tres formaciones que pertenecen al Consejo Económico y Social de la aerolínea, UGT, CC OO y Sepla, fueron convocados para informarles de la decisión de crear Iberia Express.

La única reacción oficial fue la de los pilotos. Su sindicato Sepla calificó de "ilegal" la creación de la compañía de bajo coste. Su dirigente en Iberia, Justo Peral, dijo que con la creación de la filial, el grupo se ha saltado las leyes españolas y el convenio de pilotos. IAG ha empezado con "muy mal pie", afirmó.

Representantes sindicales de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) explicaron que hoy recibirán información detallada del proyecto y no quisieron adelantar su posición. Mostraron, no obstante, su pesimismo ante la posibilidad de que del nuevo escenario se derive "una situación de gran conflictividad" en Iberia.

Un miembro de UGT prefirió no valorar el acuerdo de IAG, pero reiteró la posición conocida del sindicato: "1.500 trabajadores de una empresa en referencia a los pilotos no pueden condicionar el futuro de una plantilla de 21.000".