Tarifas eléctricas

Unesa califica de "irracional" la congelación del recibo de la luz

Industria baja los peajes para camuflar la subida del coste de la energía en la Cesur

Tal y como había avanzado hace varios meses el ministro de Industria, Miguel Sebastián, el recibo de la luz no subirá más en lo que queda del presente año. Todo ello pese al resultado de la Cesur, la subasta virtual de la energía que se suministrará en el cuarto trimestre del año, que se saldó el pasado martes con un incremento medio de la tarifa de último recurso (TUR) de alrededor del 11%.

Dado que esta supone aproximadamente un 6,12%, la mitad del recibo de la luz (la otra mitad corresponde a la tarifa de acceso o peajes que financia los costes del sistema), el Gobierno tendrá que rebajar en igual medida los peajes para lograr un incremento cero y que se pueda cumplir con el compromiso expresado por el titular del departamento de Industria.

Con todo, los consumidores pagarán 57,99 euros cada MWh, que fue el resultado de la subasta financiera en la que vendieron a plazo y de forma virtual la electricidad un total de 25 firmas y la compraron las comercializadoras de último recurso.

La patronal eléctrica baraja la posibilidad de llevar a los tribunales la decisión del Gobierno

Los peajes de acceso son los que financian, entre otros, los déficit acumulados (unos 2.000 millones de euros) y las primas del régimen especial, por lo que una rebaja tan importante de los mismos impedirá su pago, así que la deuda se volverá a ver incrementada.

Inmediatamente después de conocerse la decisión del Gobierno, el presidente de la patronal eléctrica Unesa, Eduardo Montes, calificó de "irracional" la postura del Ejecutivo de congelar la tarifa eléctrica para el próximo trimestre y opinó que no se puede "engañar" a las consumidores ocultándoles la verdad.

En declaraciones efectuadas a Efe, Montes advirtió que la decisión de mantener la tarifa eléctrica de último recurso (TUR), a la que están acogidos la mayoría de los consumidores, es un gravísimo error que hará que siga incrementándose el déficit de tarifa, y que está reconocido como una deuda de los consumidores españoles con las empresas eléctricas.

"Los consumidores tienen que saber que si no es ahora, lo pagarán más adelante", subrayó el presidente de la asociación eléctrica, que integran Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC Energía y Eon España. En lo que va de año, y sin contar el efecto que conllevará la nueva congelación, el déficit de tarifa se ha incrementado 3.500 millones de euros, 500 millones por encima de lo que permite la ley. Esta cantidad, por tanto, no puede diferirse.

En este sentido, Eduardo Montes avanzó incluso la posibilidad de que la organización que preside recurra la medida ante los tribunales de justicia. "Desde luego, si esto lleva a que aumente el déficit de tarifa, mi opinión es que habría al menos que plantearlo, pero no he hablado con todas las compañías y esto es una opinión personal", afirmó Montes a Europa Press en alusión a la posible presentación de los pertinentes recursos en contra de la decisión anunciada ayer por el Ministerio de Industria.