1.711 empresas y familias se declararon en quiebra en el segundo trimestre

Las insolvencias registran su segundo nivel más alto de la historia

Un total de 1.711 empresas y familias se declararon en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) entre abril y junio. La cifra de insolvencias registra así su segundo nivel más alto de la historia, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según la Estadística del Procedimiento Concursal del segundo trimestre, el número de deudores creció un 16,5% respecto al mismo periodo de 2010 y se redujo un 1,8% frente al trimestre precedente.

El incremento interanual se debió sobre todo al fuerte aumento de las empresas y autónomos que se acogieron a concursos de acreedores. Se dispararon un 19,7% en el periodo, hasta 1.494. Sin embargo, comparado con el trimestre anterior, cayeron un 3,7%.

En cambio, los particulares que recurrieron a estos procedimientos aumentaron tan sólo un 1,8% en tasa interanual, hasta totalizar 277, y un 10,4% en tasa intertrimestral.

Ya en el primer trimestre de 2011 se tocó un récord en procedimientos de insolvencia (1.803), lo que hace prever a los expertos que el año terminará con las cifras más altas desde que se empezó a aplicar la Ley Concursal, a finales de 2004.

El 'ladrillo', el sector más afectado

La construcción y la promoción inmobiliaria volvió a ser un trimestre más el sector más afectado por los concursos de acreedores, con 474 empresas concursadas, el 31,7% del total.

A continuación se situó el comercio, con 271 empresas que se acogieron al concurso de acreedores en el segundo trimestre del año, representativas del 18,1% del total, mientras que el sector industrial y energético acogió 254 insolvencias, el 17%.

El 68,4% de las empresas insolventes eran de pequeño tamaño, como prueba el hecho de que tuvieran menos de 2 millones de euros de volumen de negocio.

Además, el 64% de las sociedades en concurso de acreedores tenía entre 1 y 19 trabajadores, mientras que sólo el 5,15% tenía más de 50 empleados.

Por comunidades autónomas, Cataluña (381), Comunidad Valenciana (253), Andalucía (211) y Madrid (207) concentraron el 59,4 por ciento del total de procesos de insolvencia en el segundo trimestre.