Los clientes se muestran escépticos e indiferentes

Normalidad en las oficinas de la CAM tras su intervención

La intervención de la CAM el pasado viernes por parte del Banco de España no está afectando a la apertura de las oficinas de la entidad. En la primera jornada de atención al público tras el rescate de la caja se opera con aparente normalidad y tranquilidad.

Desde primera hora de esta mañana, los clientes han acudido con normalidad a las diferentes sucursales de la caja alicantina, si bien algunos testimonios recogidos por Efe denotan que el escepticismo y la indiferencia son la tónica predominante entre las personas que depositan sus ahorros en la entidad.

El pasado viernes, el Banco de España intervino la CAM para dotarla de viabilidad con una línea de crédito de 3.000 millones de euros y para capitalizarla con 2.800 millones con la compra de acciones, lo que hará que el Estado controle entre un 80 y un 85 % del capital.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ya ha designado a los tres administradores que gestionarán Caja Mediterráneo (CAM). Según informó hoy la caja a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tras la sustitución provisional de los miembros de su órgano de administración, y la designación del FROB como administrador provisional, la Comisión Rectora del citado Fondo ha nombrado a tres administradores para que en representación del FROB ejerzan las funciones y facultades propias de esa condición.

En este caso, el FROB ha confiado la gestión de la CAM a José Antonio Iturriaga, Tomás González Peña y Benicio Herranz Hermosa. Iturriaga y González Peña son dos de los administradores de la también intervenida Cajasur.