Según 'Handelstblatt'

El banco público alemán Helaba sale de los test de resistencia para no suspender

El banco público regional alemán Helaba ha abandonado la lista de entidades sometidas a los test de resistencia europeos para evitar suspender la prueba, informó el rotativo económico alemán "Handelstblatt".

La entidad financiera pública para los estados federados de Hessen y Turingia argumentó su decisión indicando que discrepa con los criterios de solvencia de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), a un día de que el organismo encargado de realizar los test publique los resultados de su análisis a 90 bancos.

"No es comprensible que la EBA ponga en la picota a una entidad absolutamente sana", aseguró al diario el presidente de Helaba, Hans-Dieter Brenner.

El Helaba agregó ahora que publicará por separado la situación de sus cuentas. El banco alemán indicó que su ratio "Core tier 1", que mide el capital propio, se sitúa en el 6,8% en el escenario más adverso, cuando el mínimo exigido es del cinco por ciento en esta segunda edición de los tests.

No obstante, según los estándares de la EBA, este ratio alcanzaría sólo el 4% en el caso del Helaba, ya que no acepta como capital propio de la entidad unos instrumentos financieros híbridos denominados "participaciones silenciosas". La EBA ya informó a varias entidades alemanas que participaban en las pruebas de resistencia que estos instrumentos no iban a ser contabilizados en los test de este año y les instó a "endurecer" estos activos, habituales entre los institutos crediticios germanos y hasta ahora admitidos por los reguladores internacionales.

Los bancos alemanes tenían hasta final de abril para abordar esta cuestión y lograr más capital propio. En concreto, el EBA instó al Helaba en abril a conseguir casi 2.000 millones de euros para sustituir sus "participaciones silenciosas" y la entidad se mostró entonces abierta a las consideraciones del supervisor bancario.

Tras la salida del Helaba, Alemania sigue siendo el segundo país con más entidades en la lista de bancos que participan en las pruebas de resistencia con 12, tan sólo por detrás de España.

La asociación bancaria alemana criticó recientemente los tests de la EBA arguyendo que la publicación de sus cuentas podía causar más inestabilidad que beneficios.