Muy confidencial

Del AVE diurno de Barreda, al AVE nocturno de Cospedal

La línea del AVE más rentable une Madrid y Valencia
La línea del AVE más rentable une Madrid y Valencia

Renfe tuvo que retirar por falta de pasajeros, hace ahora una semana, el servicio más absurdo de la historia del tren de alta velocidad español. El llamado AVE de la Mancha, unía tres veces al día Toledo con Cuenca y Albacete, vía Madrid-Atocha. El empecinamiento del ya ex-presidente de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda, por inaugurar una "ruta emblemática" que conectara mediante "un sistema de transporte moderno" las tres capitales de la región, dieron a luz, no el único, pero si el mayor engendro de servicio ferroviario. La penuria en la ocupación del AVE, con un promedio que no llegaba a los 20 pasajeros, en un tren de 250 plazas, provocó en seis meses el cierre de la línea con mucho más coste de imagen para el tren veloz y para Renfe que para Barreda.

La nueva presidenta de Castilla-La Mancha, tras el vuelco electoral del 22 de mayo, la popular María Dolores de Cospedal se enfrenta ahora a una tesitura, relacionada también con el AVE, que aún o sabe como solucionar. Buena parte de su equipo ha estrenado actividad política y laboral en Toledo, sede del Gobierno regional, tras un aparatoso desembarco desde Madrid, lugar en el que un buen número de sus miembros tienen su residencia. El tren veloz que une la capital de España con la capital de Castilla-La Mancha es rápido como la centella y recorre los 80 kilómetros de distancia en 33 minutos. Además, su servicio está subvencionado, y los precios del bono diario quedan al alcance de los salarios del grupo de gobierno del PP. El primer servicio es a las 6,30 de la mañana y existen once frecuencias por sentido. El problema surge con los horarios nocturnos: el último servicio es a la 21,50 horas. Conociendo la dinámica de trabajo de Cospedal, sus colaboradores ya han pedido a la presidenta que presione a Renfe para que retrase la salida de los últimos trenes. La alternativa será el traslado masivo de residencia a Toledo, o el aumento de la partida para hoteles de la nueva administración. Cuentan que la presidenta se lo está pensando. No quiere que, a la larga, el AVE nocturno que se le reclama termine transportando tan solo a 20 pasajeros... todos ellos de su equipo de gobierno.