Se sitúa en el 4,5% y supera las previsiones

La inflación británica registra su nivel más alto en dos años y medio

La inflación interanual británica se situó en el 4,5% el pasado abril, el nivel más alto en dos años y medio, según los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC) divulgados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

En marzo pasado, la inflación estaba en el 4%, pero el incremento de abril -el más alto desde octubre de 2008- es mayor de lo previsto, ya que los analistas esperaban que llegara al 4,1%.

El aumento en abril respondió al incremento de los billetes aéreos al caer este año la Semana Santa en abril, cuando tradicionalmente hay un alza de los precios aéreos. Además, según la ONS, el aumento de los impuestos sobre el alcohol y el tabaco ha tenido un impacto en el IPC.

La inflación está muy por encima del 2%, la cifra que el Banco de Inglaterra tiene como objetivo alcanzar. Una vez más, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, tendrá que escribir una carta al ministro de Economía, George Osborne, para explicarle las razones del alza de la inflación.

Este incremento puede llevar al Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra a decidir un aumento de los tipos de interés, que se sitúan en el nivel histórico del 0,5%, según los expertos.

La tasa interanual del Índice de Precios Minoristas, que incluye el coste de la vivienda y el pago de los intereses de las hipotecas, fue en abril del 5,2% frente al 5,3% en marzo.