Pérdidas de 41.000 millones para la banca europa

¿Qué ocurriría si estalla el problema griego?

La posibilidad de una reestructuración de la deuda griega ha hecho saltar todas las alarmas en los mercados. Goldman Sachs calcula que las pérdidas para la banca europea podrían llegar a los 41.000 millones de euros.

Una quita de entre el 20% y el 60% en los bonos públicos helenos correspondería a entre 13.000 y 41.000 millones de euros de pérdidas para la banca europea, según un informe elaborado por Jernej Omahen, de Goldman Sachs, recogido por Bloomberg. El analista señala que la intervención del BCE haría que el impacto global fuera notablemente menor ahora que hace tan solo un año.

"Al haber extendido las facilidades de refinanciación a los bancos griegos, el BCE ha desconectado parte del riesgo de los bancos principales con los países periféricos", señala el analista del banco estadounidense. El rendimiento de los bonos griegos revela que el mercado está cada vez más convencido de que el país tendrá que solicitar una reestructuración de la deuda más pronto que tarde.

La rentabilidad del bono griego a 10 años roza el 15% y su prima de riesgo se acerca a los 1.200 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual). El rendimiento del bono heleno a dos años roza el 11% y el de cinco años supera este porcentaje.

Desde Citi advierten que la situación de Grecia es insostenible. No puede pagar los tipos de interés que exigen los mercados y necesita que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) le ofrezcan tasas más bajas y más tiempo para completar su programa de reformas, dijo el exvicepresidente de Citigroup Bill Rhodes.

En una entrevista con Efe, Rhodes explicó que la situación también es "insostenible" en Irlanda y Portugal: "Uno puede ver los tipos de interés que les exigen los mercados y no pueden hacerles frente. No es una situación sostenible". Líder de un consorcio de centenares de bancos en las negociaciones de reestructuración de deuda de los 80 y principios de los 90 en América Latina, Rhodes conoce bien la lógica de los mercados en situaciones límite como la que afronta Grecia.

"El tiempo juega en tu contra en estas situaciones", afirmó el exbanquero, quien insistió en que eso subraya la importancia de implementar con celeridad las reformas necesarias para solucionar los desequilibrios que condujeron a la crisis. Destacó que el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, ha hecho "esfuerzos heroicos para implementar un programa de austeridad muy duro en un periodo de tiempo récord". Pero en su opinión, "la reciente extensión de los vencimientos y la bajada de tipos de interés por parte de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) no es suficiente".