Roberto Kobeh González. Presidente del consejo de la Organización de Aviación Civil Internacional

"Denunciar lo que funciona mal es clave en la seguridad aérea"

Nacido en México, es ingeniero de comunicaciones y electrónica. Su carrera ha estado vinculada al mundo de la seguridad aérea. Primero, hasta 1997, en la aviación civil de su país y, desde ese año, en OACI, donde ha ocupado múltiples cargos. Desde 2006 preside su consejo

"Denunciar lo que funciona mal es clave en la seguridad aérea"
"Denunciar lo que funciona mal es clave en la seguridad aérea"

Kobeh no solo es la cabeza visible de OACI, el organismo global creado en 1944 y que ha encarnado durante las siete últimas décadas los avances de la seguridad en el universo de la aviación civil, es también una autoridad mundial en la materia. Visita España para participar en el seminario Información de seguridad: cooperación entre la aviación y la autoridades judiciales, organizado por el colegio oficial de pilotos Copac. En este foro, defiende que el sistema de "inspecciones" y "la protección de la información" son las piedras angulares de un modelo de "confianza" en la seguridad de la aviación comercial.

La estadística dice que los accidentes aéreos se reducen de manera rápida y sistemática. Pero con cada catástrofe saltan las alarmas.

"Aunque la explotación aérea se privatice, el Estado sigue siendo el responsable de hacer cumplir las normas"

Desde el comienzo de la aviación y en particular en la última década la siniestralidad se reduce. Lo dicen las cifras. También es verdad que después de un accidente, antes o después, llegará otro; es inevitable. La opinión pública debe saber que, en perspectiva, el número de accidentes y de muertos aéreos siempre ha descendido, mientras que el número de vuelos y de aviones en el aire crece de manera exponencial.

¿Cuáles son para OACI las claves de la reducción de la siniestralidad?

Una medida fundamental en la última década es el programa de auditorías obligatorias para los 199 Estados integrados en la organización. Nosotros auditamos a cada uno de los miembros para averiguar si tienen capacidad para vigilar a sus propias compañías aéreas; no auditamos directamente a las aerolíneas. Las auditorías se han hecho, han provocado recomendaciones y ajustes, y eso ha aumentado la seguridad. Es un avance histórico. Un segundo avance es el establecimiento, el pasado año, de la protección de la información de seguridad.

Esta medida es aceptada pero se dice que crea espacios de impunidad para los infractores...

Es un asunto de confianza. Tratamos de promover que dentro de las organizaciones de transporte aéreo (líneas aéreas, aeropuertos, servicios de navegación), los profesionales puedan dar información preventiva a las autoridades de aeronáutica civil. Es la forma de aflorar los aspectos de la operación que no funcionan bien. Para ello es imprescindible que puedan abrirse investigaciones sin que se vea afectada la fuente de información.

¿Apoya OACI las listas negras de aerolíneas que ha elaborado la UE?

No participamos en la elaboración de listas negras. Hacemos auditorías a los Estados y sus resultados que son públicos, sabemos que han sido utilizados en la UE para elaborar listas negras. Pero la función de OACI no es denunciar sino poner los medios para resolver problemas. Hay regiones en el mundo con más contingencias de seguridad que otros. Nuestro esfuerzo es facilitar la capacidad de inspección a estos Estados que les permitan garantizar que pilotos, compañías, servicios de navegación, tienen licencia y funcionan correctamente.

España ha creado AESA, una agencia específica de seguridad aérea. ¿Es una medida adecuada?

Es una gran medida que pone la seguridad como prioridad.

Pilotos y controladores afirman que los aumentos de productividad en la explotación del negocio aéreo pueden poner en riesgo la seguridad...

Hay reglamentos internacionales que siguen recomendaciones de OACI y los Estados los cumplen. No tenemos información de que en España haya un exceso de horas de trabajo.

El aumento de horas de vuelo de aviones y tripulaciones, ¿afecta la seguridad?

Mientras que estén dentro de los parámetros aceptables, no. La tecnología de los aviones ha mejorado y permite volar más horas. La tecnología de la atención humana no ha cambiado, pero creo que los horarios de trabajo y descanso de los colectivos garantizan su fiabilidad.

La explotación aeronáutica bajo un régimen público, ¿garantiza mejor la seguridad que uno privado?

Categóricamente no. El Estado es el responsable de cumplir las normas. Aunque la explotación la haga un privado, el Estado es el supervisor.

"Hay inquietud por la tardanza en la investigación del accidente de Spanair"

La tardanza del dictamen del accidente de Spanair de 2008 crea inquietud...

Puedo decir poco. Sé que la investigación está en proceso y que hay inquietud por el tiempo que está tomando la investigación. Debemos entender que son investigaciones muy difíciles de terminar. Es cierto que OACI hace recomendaciones en cuanto al tiempo de las investigaciones, pero los Estados tienen que seguir sus procesos. Tengo información que me indica que va a solventarse en los próximos meses y que no tardará en publicarse el dictamen. Hay que entender que es un informe de un accidente que todos estamos interesados en conocer. Para la OACI, la parte más importante de esos dictámenes es conocer y difundir las posibles causas (casi siempre tenemos que hablar de posibles causas) que motivaron el accidente de tal manera que no pueda volver a a ocurrir otro accidente por las mismas causas. La parte jurídica va por otra vía y nosotros no entramos.

Hace meses se hicieron públicas las últimas conversaciones de los pilotos en el avión siniestrado. ¿Es legal?

No puedo decir si esa filtración es un delito según la legislación española. En el seminario al que asisto se ha dicho que esta exigencia de confidencialidad no está incorporada a la normativa nacional. Lo que yo puedo asegurarle es que en Estados Unidos se ha establecido que es una práctica delictiva. También puedo afirmar que la recomendación de la OACI es que no debe divulgarse esa información.

Las nuevas tecnologías ¿aumentan o cuestionan la seguridad?

OACI promueve la incorporación de las nuevas tecnologías y de los sistemas eficientes en la aviación. El llamado aterrizaje verde, la interrelación y compatibilidad de los sistemas informáticos, la navegación por ordenador y satélite, no solo mejoran la seguridad; también benefician la regularidad del tráfico, los resultados económicos, el impacto en el medio ambiente. Las nuevas tecnologías facilitan que los aviones no tengan que hacer sobrevuelos, que tengan menos restricciones. Es vital que los nuevos sistemas de navegación aérea europeo y americano sean interoperables. Esto tendrá un impacto positivo para otras regiones como Asia o África.