Palabras de Günther Oettinger

El comisario de Energía de la Comisión Europea tilda el accidente de Fukushima de "apocalipsis"

El comisario de Energía de la Comisión Europea, Günther Oettinger, ha calificado este martes de "apocalipsis" el accidente en la central nuclear de Fukushima provocado por el terremoto que afectó a Japón el pasado viernes y ha asegurado que "casi todo está fuera de control" en esa planta.

"Se ha hablado de apocalipsis y yo creo que esta palabra está particularmente bien elegida", ha dicho Oettinger en una comparecencia ante la comisión de Energía de la Eurocámara. El comisario se ha declarado "muy preocupado" por lo que está ocurriendo en las últimas horas en la central de Fukushima por considerar que "casi todo está fuera de control".

"Espero que no ocurra lo peor, pero no podemos excluir que ocurra lo peor en las próximas horas y días", ha avisado el comisario de Energía.

Oettinger ha insistido que, aunque Japón cuenta con "excelentes ingenieros" y "tecnología punta", ya no puede garantizar el control y la seguridad operativa de la central.

La Comisión está en permanente contacto con la Agencia Internacional de la Energía, su delegación en Tokio y con "todas las fuentes de información posible" para seguir la situación, según ha dicho el comisario de Energía.

Además, ha anunciado que el accidente nuclear en Japón y sus consecuencias se abordará en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se celebra los días 24 y 25 de marzo.

La UE realizará pruebas de esfuerzo a sus centrales nucleares

El comisario de Energía también ha informado que los países de la Unión Europea y la industria nuclear han logrado hoy un "consenso" para someter a las centrales nucleares europeas a pruebas de resistencia para comprobar su seguridad, aunque ha matizado que se trata de pruebas de carácter "voluntario" y que espera que se realizarán "en el curso de este año".

"El principio ha sido aceptado, pero se hará voluntariamente", ha declarado en rueda de prensa en Bruselas, tras la reunión extraordinaria que convocó para examinar con las 27 autoridades nacionales de seguridad nuclear, gobiernos y sector la crisis japonesa y las consecuencias para Europa.

Los detalles de las pruebas de estrés se perfilarán en las próximas semanas en una nueva reunión de alto nivel, con el objetivo de fijar "reglas severas", ha explicado el comisario. Se realizarán en cualquier caso por expertos "independientes" y "en el curso de este año".

Bruselas también prevé "invitar" a los países vecinos de la Unión Europea a poner en práctica tests similares para poner a prueba también la seguridad de sus centrales.