Declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores

Berlín pide más sanciones financieras internacionales contra Gadafi

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle, abogó hoy en declaraciones al rotativo Die Welt am Sonntag por nuevas sanciones internacionales contra el dictador libio Muamar al Gadafi. "Son necesarias sanciones dirigidas contra aquellos responsables de los crímenes contra el pueblo libio", aseguró Westerwelle.

En concreto, el jefe de la diplomacia alemana avanzó que el Ejecutivo federal estudia planear en el marco del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU), en el que se encuentra como miembro no permanente, nuevas sanciones multilaterales con el objetivo de ahogar financieramente a la cúpula del régimen libio.

"El flujo de dinero debe ser detenido", subrayó el ministro de Exteriores germano después de declarar que las sanciones impuestas hasta el momento contra Gadafi, sus acólitos y familiares "no son suficientes".

Westerwelle señaló asimismo que cualquier decisión contra Libia debe contar con la aprobación explícita de la ONU y de los países vecinos. "Lo que está sucediendo en Libia me llena de preocupación", aseguró el ministro y vicecanciller alemán.

Las declaraciones del ministro se publicaron un día después de que el periódico británico Financial Times informase de que el régimen de Gadafi continúa ingresando cientos de millones de dólares gracias a las exportaciones de crudo y pese a las sanciones financieras impuestas por los países occidentales.