Trichet admite que es "posible" un aumento de tasas

La nueva previsión de subida de tipos amenaza la economía española

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, anunció ayer que es "posible" una subida de tipos para mantener controladas las tensiones inflacionistas en la zona euro, que han repuntado en las últimas semanas por el aumento del precio del petróleo. La subida de tasas pillaría con el pie cambiado a la economía española y amenazaría su débil recuperación.

La nueva previsión de subida de tipos amenaza la economía española
La nueva previsión de subida de tipos amenaza la economía española

Mucha expectación es la que había ayer entre los medios de comunicación para conocer las impresiones de Jean-Claude Trichet tras la reunión del consejo de gobierno del banco emisor que preside. No era para menos teniendo en cuenta que el encarecimiento del petróleo de los últimos días, fruto de la crisis en el Magreb, hacía presagiar un cambio de actitud del supervisor europeo respecto a los tipos de interés.

Y no decepcionó. Aunque el consejo acordó ayer "de forma unánime" mantener los tipos de interés en la zona euro en el 1%, Trichet lanzó un claro mensaje al mercado de que está dispuesto a subirlos más pronto que tarde. "Un incremento de tipos es posible en la reunión del próximo mes aunque no es seguro. Dependerá de la evolución de los acontecimientos. Como siempre, no nos comprometemos previamente", dijo.

Trichet añadió que la entidad someterá a una "gran vigilancia" la evolución de la inflación en la zona, dadas las tensiones al alza de las últimas semanas, y recordó que el control de los precios es el objetivo que persigue el BCE desde su nacimiento. En este sentido, anunció que el BCE ha revisado al alza sus expectativas de inflación para este año y el próximo como consecuencia del aumento de los precios de la energía y otras materias primas. En el caso de 2011, sitúa el rango de expectativas de inflación entre el 2% y el 2,6%, por encima del anterior rango de un 1,3% al 2,3% previsto en diciembre. Para 2012, el BCE augura ahora una inflación de entre el 1% y el 2,4%, frente a la horquilla de entre el 0,7% y el 2,3% estimado anteriormente.

Trichet insistió en todo momento en que el BCE actuará mes a mes, teniendo en cuenta la evolución de la coyuntura y variables como la cantidad de dinero en manos del público. "Una subida de tipos en abril no se correspondería con el inicio de una serie de aumentos futuros", añadió.

Una subida de tipos de interés en abril pillaría con el pie cambiado a la economía española, cuya recuperación aún es incipiente, según reconocen todos los expertos. La analista de IG Markets Soledad Pellón recuerda que la recuperación de España es "muy lenta", pese que a las medidas de restricción del gasto y la campaña de comunicación exterior del Gobierno están ayudando a mejorar la situación. Por ello cree que, en caso de que los precios del crudo se mantengan, las consecuencias de una subida de tipos "serían peores" que lo que supondría para solucionar un problema en la inflación. A su juicio, generar estas expectativas en el mercado "no es positivo", porque algunas economías de la periferia aún no han salido de la crisis. "Hablar de una subida de tipos anticipada hace mucho daño, puesto que provoca que se pierda credibilidad sobre estos países y hace pensar que economías como Portugal y España sí que podrían llegar a tener que pedir un rescate", añadió.

En esta línea, Covadonga Fernández, de Self Bank, reitera que "no es positivo para España y lastrará su crecimiento", aunque no cree que esta decisión lleve a un rescate en el caso de España, "que ha adoptado las reformas necesarias y solicitadas desde Europa", informa Europa Press. Nuria Álvarez, de Renta 4, coincide en los efectos negativos sobre la inversión empresarial y el consumo de los hogares.

Las cifras

1% es el tipo de interés oficial en la zona euro.

2,3% es la inflación de la Unión Monetaria en febrero, influida por el encarecimiento del petróleo.

1,3% es la previsión de crecimiento oficial de la economía española para este año.

Euríbor al alza, hipotecas más caras

El repunte del euríbor en febrero (despidió el mes en el 1,714% frente al 1,550% de enero), arrastrado por las amenazas del BCE de subir los tipos oficiales, ha cambiado las previsiones sobre el indicador. Las nuevas expectativas de los analistas sitúan el euríbor al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas por encima del 2% a finales de año, incluso en el 2,5%. Inevitablemente, las revisiones de las cuotas hipotecarias serán alcistas y la renta disponible de los españoles caerá. Tomando como referencia una hipoteca media de 127.767 euros a un plazo de 22 años y con un diferencial del 0,5% sobre el euríbor, las familias que revisen su préstamo con el dato de febrero pagarán 30 euros más al mes que en 2010, lo que supone 360 euros anuales. Si el euríbor alcanza en diciembre el 2,5% el coste hipotecario se elevaría a 756 euros al año, informa Miriam Calavia.