Visita a Brasil

Strauss-Kahn alerta sobre el recalentamiento económico en países emergentes

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, ha alertado sobre el riesgo que entraña para la economía mundial el "recalentamiento" en los países emergentes, que puede afectar el proceso de recuperación global.

Strauss-Kahn hizo hoy una visita a Brasil, donde fue recibido por la presidenta, Dilma Rousseff, y tras una entrevista con el ministro de Hacienda, Guido Mantega, afirmó que la economía global continúa en recuperación, aunque en un proceso no exento de riesgos.

Entre ellos, citó las incertidumbres que aún existen en relación a la economía de Estados Unidos, el impacto de la crisis libia en los precios del petróleo, el aumento de precios de los alimentos y el "recalentamiento en los países emergentes", que son actualmente el motor de la recuperación internacional.

En relación a Estados Unidos, reiteró el apoyo del FMI a la emisión de 600 millones de dólares anunciada por la Reserva Federal, pese a su impacto en el mercado de divisas mundial y en el comercio internacional.

"Todo el mundo depende de que Estados Unidos crezca, pues si la economía estadounidense quiebra, arrastra a todo el planeta", dijo el director gerente del FMI, quien apuntó que los países afectados por la desvalorización del dólar, como Brasil, deben combatir ese fenómeno mediante un aumento del ahorro y menores tasas de interés.

Sobre el "recalentamiento" de las economías emergentes, citó en forma concreta el caso de Brasil, cuyo Gobierno anunció hoy que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) fue en 2010 del 7,5 %, lo que supone la mayor tasa en un cuarto de siglo.

"Es un buen ejemplo de lo que está ocurriendo en las economías emergentes", dijo Strauss-Kahn sobre el crecimiento en Brasil, que durante el año pasado se dio con una inflación en torno del 6 %.

No obstante, indicó que, en el caso de Brasil, se han adoptado algunas medidas, como subidas de las tasas de interés y, sobre todo, un fuerte recorte del gasto público para este año, que deberán ser "efectivas" e impedir una excesiva aceleración.

Strauss-Kahn sostuvo que las medidas adoptadas en Brasil van en la dirección correcta y ayudan a "disipar" las dudas que pudieron haber surgido en relación a la mayor economía latinoamericana.

En enero pasado, el FMI había divulgado un informe en el que alertaba sobre el riesgo de un "deterioro particularmente brusco" de las cuentas públicas brasileñas, que en opinión de Strauss-Kahn se ha "reducido mucho" con los recortes en el presupuesto nacional para 2011.

"En ese momento, las medidas fiscales no habían sido anunciadas", pero ahora, aunque el FMI todavía no ha analizado los recortes en detalle, confía en que el Gobierno de Rousseff "llevará adelante ese compromiso", indicó.