Octava mayor reserva mundial

Libia, un país dependiente del petróleo

Una de las mayores economías de África, Libia es un país dependiente del petróleo. Alrededor de un 95% de las exportaciones de esta nación norteafricana son exclusivamente de este producto. El óleo también es responsable por un 25% del Producto Interno Bruto (PIB) y de un 80% de los ingresos del gobierno local.

Aunque sea solamente la 74ª economía del mundo, Libia tiene la octava mayor reserva mundial de petróleo: son 47.000 millones de barriles. Según la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos, la CIA, el país africano produce 1,79 millones de barriles por día, la 18ª mayor producción mundial.

Las condiciones climáticas adversas y los suelos pobres limitan la producción agrícola en el norte africano. Por eso, alrededor del 75% de los alimentos consumidos por los libios son importados. Estimaciones de 2010 señalaban que solo un 2,6% del PIB de Libia es producido en la agricultura. La mayor parte, de un 63,8%, es industria (petrolífera en su mayoría) y un 33,6% de los servicios.

Las grandes cifras producidas por el sector petrolero, sumadas a una pequeña población, dan a Libia uno de los mayores PIB per cápita en África, alrededor de 13.800 dólares. El doble que en Egipto (6.200 dólares) y casi tres veces mayor que en Marruecos (4.900 dólares). Por eso, Libia ha recibido miles de trabajadores de países vecinos en los últimos años. Pero pocos de estos ingresos llega hacia las clases bajas de la sociedad.

Italia es el principal socio comercial de Libia y destino de las exportaciones: un 37,6%. Después están Alemania (10,1%) y Francia (8,4%). España es el cuarto mayor comprador de productos libios, con una participación de un 7,9%. Entre los principales ítems exportados por Libia, están petróleo crudo, productos refinados de petróleo, químicos y gas natural.

En las importaciones libias, Italia también es primera con un 18,9% de los ítems comprados. En seguida, están China (10,5%), Turquía (9,9%) e Alemania (9,8%). España no esta en la lista de las principales orígenes de estas importaciones. Además de los alimentos, maquinaria, productos semielaborados, equipos de transporte y productos de consumo son los ítems más importados por el país.

Según el "The World Factbook" de la CIA, la caída de los precios del petróleo después de la crisis financiera del 2008 perjudicó la recaudación de impuestos y disminuyó el ritmo del crecimiento económico libio en los últimos meses. Actualmente, la tasa de paro esta alrededor de un 30% y la populación alcanza 6,4 millones de habitantes.