COLUMNA

EE UU da entrada a la banca china

El mayor banco de China está llevando a cabo una adquisición pequeña pero arriesgada en América. ICBC se dispone a comprar una participación mayoritaria en la filial estadounidense del Bank of East Asia (BEA) por 140 millones de dólares (unos 103 millones de euros), poniendo a prueba los límites reguladores de EE UU. Podría abrir la puerta a una ráfaga de acuerdos similares con prestamistas chinos. Sin embargo, el camino del ICBC hacia una mayor presencia en EE UU no es tan llano.

El mercado estadounidense sigue siendo el premio final para los prestamistas chinos. Si bien pueden estar entre los mayores bancos del mundo en cuanto a red de sucursales o de capitalización de mercado, su presencia fuera de China es minúscula. ICBC ha estado haciendo sus primeras armas con pequeñas participaciones minoritarias en el este de Asia y Sudáfrica. Pero la ambición para llevarse una tajada mayor del comercio mundial y aprovechar el potencial lucrativo de la internacionalización del yuan hace de EE UU un objetivo clave.

La aprobación regulatoria de EE UU será el gran obstáculo. Este mercado ya ha estado en gran parte fuera de los límites establecidos para los prestamistas chinos. El Banco de China es el único al que se ha permitido tener una presencia minorista en Norteamérica. ICBC tiene una sucursal en Nueva York pero solo puede prestar servicios de banca comercial, y los reguladores estadounidenses aún no están convencidos de que China supervise adecuadamente a sus bancos.

Es de imaginar que ICBC llevó a cabo la transacción del BEA pasando por Washington antes de firmar. El acuerdo se cerró el último día de la visita del presidente chino Hu Jintao. Pero no hay garantías de que la Reserva Federal, que opera de manera independiente, aprobará el acuerdo. Y si da luz verde, al ICBC podrían seguirle un montón de bancos chinos más pequeños con ofertas similares.

Los augurios sobre las perspectivas financieras del acuerdo tampoco son gran cosa. El Banco Minsheng de China perdió sus 130 millones de dólares (unos 95 millones de euros) de inversión en UCBH Holdings, con sede en San Francisco, cuando el prestamista quebró en 2009. No obstante, ICBC tiene que empezar en algún lugar de EE UU. Este punto de apoyo podría marcar una nueva dinámica histórica.

Gu Wei