Empleo & Directivos

Amancio Ortega teje el relevo perfecto

El mercado y los expertos coinciden en alabar el modo de cesión de poder en Inditex.

Amancio Ortega, de 74 años, se ha hecho un traje perfecto y a medida para su sucesión como presidente ejecutivo del grupo textil Inditex. Es la opinión de los expertos en gestión, del mercado y de quien conoce a los protagonistas y a la empresa. Pero coser el patrón no era del todo sencillo y nadie le garantiza que de aquí a unos años no salte alguna costura. Ha tenido que mantener la paz con su primera familia, profesionalizar la firma, sacar el holding a Bolsa y ceder la gestión a un directivo externo, Pablo Isla (consejero delegado y vicepresidente primero desde 2005), a la espera de ver qué ocurre con su hija Marta, de su segundo matrimonio, que actualmente tiene 27 años y que en un futuro podría desear el liderazgo del grupo.

La primera condición era mantener una relación pacífica con su primera mujer, Rosalía Mera, quien actualmente mantiene solo un 6% de la propiedad de Inditex, frente al 60% de Ortega. De este matrimonio nacieron Marcos, con una grave discapacidad, y Sandra, quien ayuda a su madre en la gestión de la Fundación Paideia y en el holding Rosp Corunna, desde donde realizan inversiones. "Todas las decisiones sobre Inditex, Rosalía Mera se las cede a Ortega", apunta Carlos Alemany, socio director de la firma de headhunter Korn Ferry y consultor que fichó a Isla para Inditex. "Así le ha ido excelentemente hasta ahora", señalan quienes conocen a los protagonistas. Además, Sandra parece tener interés solo en intervenir en los asuntos de Paideia.

El tejido base con el que ha ido confeccionando el traje ha sido la profesionalización. Erróneamente se dice que la cesión de la presidencia ejecutiva a Isla, que se materializará en julio, consiste en profesionalizar el grupo. Ese paso ya se dio. "José María Castellano el anterior consejero delegado también ha sido parte del éxito", señala Alemany, y quien capitaneó la primera fase de expansión internacional y la salida a Bolsa.

El fundador trabaja en una mesa del taller de diseño, donde se dedica a lo que más le gusta

INDITEX 24,56 0,70%

"La salida al mercado es la mejor vacuna contra una guerra familiar. La Bolsa es como una tropa de paz de la ONU, que no va a permitir batallas", cree José Ramón Sanz Pinedo, presidente de la Fundación Numa, entidad asesora de empresas familiares.

"Hay un equipo excelente en la sede de Arteixo (La Coruña) y en los diferentes países, incluso de ahí podría salir un futuro sucesor de Isla", añade Alemany. De hecho, "Ortega ya había delegado en el consejero delegado sus funciones de presidente", explica Jesús Domínguez, analista de Bolsa de Banc Sabadell. "Lo de ahora ha sido una formalidad. Simplemente ha dado un pasito atrás muy bien planificado", asegura Xabier Blanco, coautor del libro Amancio Ortega: de cero a Zara, del que se va a publicar su novena edición.

El mercado saludó el anuncio de esta semana con una ligera subida del valor de la acción. El imperio Inditex tiene casi 5.000 tiendas en los cinco continentes, un valor de 36.500 millones y próximamente conseguirá el hito de emplear a 100.000 personas. "Con este gesto Ortega ha dicho al mercado que la política corporativa y el modelo de negocio no varía y que seguirá la expansión en Asia liderada por Isla", explica Domínguez.

Mientras, su fundador "trabaja en una mesa del departamento de diseño de señoras", cuenta Blanco. Allí se centra en lo que realmente le gusta, la moda. De hecho, los que le conocen cuentan que el olfato de Ortega es legendario para saber qué prendas se van a llevar y para adivinar el mejor emplazamiento para las nuevas tiendas.

La otra duda abierta era qué papel le correspondería a su hija Marta, del matrimonio con Flora Pérez (la única de la familia que se sienta junto a su marido en el consejo de administración). Tiene una educación directiva en el exterior y se está formando en la empresa, pero nadie garantiza que vaya a tomar las riendas del grupo en el futuro. "Su padre solo escoge a gente que tenga hambre por un cargo", asegura Blanco, y de momento eso está por comprobarse en el caso de Marta. Además, José Félix Gálvez, socio de PwC, incide en que habría que distinguir entre una formación para ser una futura presidenta y simplemente para mantener la propiedad: "También hay que enseñar a ser accionista y a ser un consejero formado y responsable".

"No se debe confundir la vocación de un futuro heredero con la presión del entorno familiar", aclara Alemany. Esto permite que Isla tenga unos años de tranquilidad hasta que se decida el futuro de la única hija que parece haberse interesado por las entrañas de la empresa.

De todas formas, Josep Tàpies, profesor de estrategia empresarial en Esade, expone que se debe distinguir entre las funciones que puede ejercer la familia, como la gestión en los mandos ejecutivos (que en este caso ha sido cedida), el gobierno en el consejo de administración y solo el control de la propiedad: "Con este paso, Inditex ha sabido pasar a un modelo de gobierno familiar". "El proceso ha sido de libro, ejemplar", añade. Según este profesor, el buen empresario familiar debe seguir cinco pasos: aprender a hacer; hacer; hacer hacer; enseñar a hacer, y dejar hacer, "y en esta última etapa es donde se encuentra Ortega".

En el momento adecuado

"Puede ser un ejemplo de libro", coincide José Medina, presidente de la firma de headhunter Odgers Berndtson. "Primero hubo una fase de liderazgo carismático, con el desarrollo de una idea brillante, después ha habido una fase de crecimiento donde José María Castellano jugó un importante papel y ahora llega la consolidación", cree. A diferencia de lo que le pasó al anterior consejero delegado, que salió de la empresa sin ser designado sucesor, Isla sí lo ha conseguido. "No fue un problema de Castellano. Simplemente es que en la vida hay que estar en el lugar oportuno en el momento oportuno", indica Medina.

"Isla ha demostrado que es capaz y confiable para su presidente", dice el directivo de Korn Ferry. "Todos los traspasos de liderazgo se deben planificar con mucho detalle, igual que en el caso de una cesión de propiedad, y en este caso se ha hecho perfectamente". Para el presidente de la Fundación Numa, el peligro para cualquier empresa familiar suele ser que el relevo no se prevé con tiempo, lo que no ha sucedido en este caso.

"Hay que ver la transición en la gestión dentro de la más absoluta normalidad, en un momento de serenidad", asegura una fuente de la direc-ción de la firma, quien explica que Marta sigue formándose y ahora no toca el debate sobre el control accionarial. Simplemente, Ortega ha confeccionado el traje que ahora le sienta bien a Inditex.

Los peligros que acechan al nuevo emperador 12%

A los 46 años, Pablo Isla ha conseguido liderar la mayor empresa familiar del país. El cazatalentos Alemany cuenta que ha superado todos los riesgos para adaptarse al cargo y al entorno. Se ha ganado la confianza del fundador, del equipo directivo y a los valores de humildad y bajo perfil público de la firma. "Incluso se ha adaptado a trabajar en Arteixo, fuera del centro económico que es Madrid". "Y tiene la edad y la madurez perfecta para asumir el cargo", cree el presidente de Numa.

Pero ahora acechan otros peligros que debe superar. El primero, cuál será el rol que asuma. "A Ortega solo se le consultan cosas muy puntuales para que dé el visto bueno, como si se abren tiendas en internet", explica el autor de la biografía del fundador. Así que las decisiones dependerán de Isla. La primera, continuar con la expansión en Asia, hasta llegar al 20% de los ingresos en 2012.

"Debe tener cuidado, porque Inditex tiene el gran centro logístico y de diseño en Arteixo, con costes de producción mucho más caros que en Asia. Tendrán que valorar si pueden replicar ese modelo o les sigue compensando ubicarlo en España", explica Rosario Silva, profesora de Estrategia de IE Business School. También del papel que asumirá en EE UU y Latinoamérica, donde competidores como GAP les llevan ventaja. "La moda de Inditex es mucho más sofisticada, más del gusto europeo", cree esta profesora. Además, debe liderar la adaptación de la empresa a la exponencialmente creciente venta por internet. Medina, de Odgers Berndtson, añade un peligro más: "Debe repensar, con el visto bueno del dueño, hacia dónde va la empresa en los próximos años, con el peligro que supone poder cambiar el rumbo de una empresa de éxito".

La cifra

12% de los ingresos actuales del grupo provienen de Asia. Para 2012, el objetivo es llegar hasta el 20%.