Nuevo marco con el gigante asiático

CEOE reclama a Pekín que suprima barreras al comercio internacional

El vicepresidente primero de CEOE, Arturo Fernández, reclamó ayer durante un desayuno con el viceprimer ministro chino, Li Keqiang, que Pekín promueva "una defensa más efectiva de los derechos de propiedad intelectual". Y también reclamó suprimir barreras al comercio.

Un centenar de empresarios chinos y españoles celebraron un desayuno de trabajo ayer en el madrileño Hotel Palace de Madrid que contó con la presencia del viceprimer ministro, Li Keqiang, y del ministro de Industria, Miguel Sebastián. Ante la ausencia del presidente de CEOE, Juan Rosell, fue el vicepresidente Arturo Fernández quien habló en representación del empresariado español.

El dirigente madrileño reclamó al Gobierno chino una mayor apertura económica y la eliminación de barreras técnicas al comercio. También puso el dedo en la llaga, al instar a Pekín a promover una mayor defensa de los derechos de propiedad intelectual. Esta es una de las grandes cuentas pendientes de buena parte de los países asiáticos.

Durante el desayuno, que apenas duró una hora y fue a puerta cerrada, Fernández también aseguró que para las empresas españolas resulta vital que se mejoraren los procesos de contratación pública en China.

No todo fueron reproches. Fernández aseguró que esta visita es muy importante para los empresarios y servirá para tranquilizar a los mercados. CEOE agradeció que Pekín se haya comprometido a seguir comprando deuda española. "España necesita confianza y el Gobierno chino puede ayudar y está ayudando", apunto Fernández que destacó que el Ejecutivo español debe estar muy agradecido a su homólogo chino.

Fernández lamentó el actual desequilibrio en la balanza entre ambos países. El vicepresidente primero de CEOE recordó que, en 2009, España registró con China un déficit comercial de más de 12.400 millones de euros. En este sentido, celebró que el Plan Quinquenal 2011-2015 aprobado por Pekín haga hincapié en la necesidad de elevar la demanda interna.

Li Keqiang, por su parte, expresó durante el almuerzo su confianza en la economía española y trasladó el apoyo de su país al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, señaló durante su intervención que el Ejecutivo está convencido de que el futuro económico de España pasa por la internacionalización. El encuentro, que estuvo controlado en todo momento por fuertes medidas de seguridad, contó con representantes de grandes empresas españolas como BBVA, Santander, Telefónica, ACS, Ferrovial, Iberdrola o Indra.

Satisfacción entre los empresarios

Los presidentes de Repsol, Antonio Brufau, y de Telefónica, César Alierta, consideraron muy positiva la reunión. En el desayuno también estuvo presente el ex ministro de Economía y presidente del Foro España China, Pedro Solbes, que destacó la importancia del evento y auguró que tendría efectos positivos sobre la confianza de la economía española.

Por otra parte, el presidente de las Cámaras de Comercio, Javier Gómez-Navarro, explicó que las energías renovables centraron la mayor parte de la negociación sobre las inversiones y comercio con China. Además, indicó que Pekín está dispuesta a ayudar a España en unos momentos difíciles para la mayoría de países europeos.

Elogios para la red eléctrica española

El viceprimer ministro de China, Li Keqiang, alabó ayer el Centro de Control de Energías Renovables (Cecre) de Red Eléctrica de España (REE) y abrió la puerta a futuras colaboraciones entre su país y el gestor del sistema eléctrico español en el ámbito de la operación y el transporte de electricidad.

Durante la visita al Cecre, que puso punto y final al viaje de la delegación china, Li mostró un gran interés por su funcionamiento y celebró la capacidad de innovación demostrada por Red Eléctrica de España para gestionar la integración de las energías de origen renovable, una experiencia de la que, apuntó, deben "aprender el resto de los países".

El viceprimer ministro añadió que va a animar a los responsables de State Grid, la homóloga de REE en China, a visitar las instalaciones de la compañía española para que conozcan de cerca los estudios y procedimientos utilizados para gestionar la producción renovable.

En ese sentido, Li Keqiang insistió en que las energías renovables serán fundamentales en el futuro y destacó que el Cecre ya ha demostrado que se trata de un reto que es posible superar.