Compromisos de austeridad del Gobierno

La Comisión Europea respalda el "duro pero necesario" presupuesto irlandés

La Comisión Europea (CE) consideró hoy que el presupuesto de Irlanda para el próximo año está en línea con los compromisos de austeridad del Gobierno y reconoció que el recorte será "duro" pero "necesario" para recuperar la estabilidad.

El proyecto de presupuesto de Dublín, que ayer pasó el primer examen parlamentario, prevé un ahorro de 6.000 millones de euros mediante una subida de impuestos, reducciones en las prestaciones sociales y recortes de los sueldos del Gobierno y altos funcionarios.

Según el portavoz de Asuntos Económicos de la CE, Amadeu Altafaj, las cuentas son una herramienta "ambiciosa e indispensable" para remediar la situación del país, que obtendrá unos 67.500 millones de euros de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para Altafaj, el voto de ayer es "un primer paso muy importante" para implementar ese programa de rescate. Bruselas, explicó el portavoz, tendrá listo un análisis completo de las medidas irlandesas para 2011 en un plazo de "alrededor de una semana".

Por ahora, el Ejecutivo comunitario considera que en el presupuesto planteado por el gobierno irlandés hay un "equilibrio correcto entre medidas de ingreso y gasto". Altafaj reconoció que algunas medidas tendrán un claro "impacto social", pero insistió en que son "necesarias".