Le acusa de colaboración en el fraude

El fideicomiso de Madoff demanda a UBS por 2.000 millones de dólares

El fideicomiso encargado de liquidar los activos del ex financiero Bernard Madoff anunció hoy que ha interpuesto una demanda contra el banco suizo UBS en la que pide una indemnización de al menos 2.000 millones de dólares por su supuesta colaboración en el fraude.

Irving Picard, el fideicomiso que busca compensar a las víctimas de la gigantesca estafa del ex financiero, dijo a Efe que han presentado la demanda en el Tribunal de Bancarrota del Distrito Sur de Nueva York contra el banco suizo y los dos fondos de inversión afiliados a ese banco, Luxalpa y Groupement Financier, aunque declinó ofrecer más detalles que los que aparecen en su comunicado.

"Hemos luchado contra UBS para que haga pública la información que demuestra que el banco conocía lo que estaba haciendo Madoff. Desafortunadamente, todavía están intentando ocultar esa información al público al designar todos los datos como confidenciales", expresó Picard en un comunicado emitido este miércoles por el fideicomiso.

Por ahora, la demanda se encuentra bajo secreto de sumario, pero Picard afirmó que pretende "que se elimine esa denominación para que la demanda sea pública lo más pronto posible".

El fideicomiso quiere que el banco suizo pague al menos 2.000 millones de dólares a las víctimas del ex financiero por, a su juicio, haber participado en el "injusto enriquecimiento a costa de los clientes de Bernard Madoff", según las fuentes.

Los demandantes afirman que UBS ayudó activamente al fraude piramidal del estafador al "servir como patrocinador, guardián y administrador de varios fondos de inversión afiliados al banco suizo" y convertir a Madoff en garante de los activos de esos fondos, por lo que el ex financiero podía "llevar a cabo sus operaciones sin cheques ni balances".

"El fraude de Bernard Madoff nunca podría haberse llevado a cabo si UBS no hubiera mirado a otro lado y fingido que realmente estaba asegurando los activos y operaciones de sus clientes cuando en realidad nunca lo hicieron", agregó en ese comunicado David Sheehan, consejero del fideicomiso y socio de la firma de abogados que lleva el caso, Baker & Hostetler.

Sheenan añade que UBS conocía los indicios de fraude del ex financiero y que sin la ayuda de ese banco "Madoff nunca se habría hecho con más de 1.000 millones de dólares en inversiones y su estafa podría haberse visto disminuida tanto en extensión como en duración".

Madoff, de 72 años, cumple una condena a 150 años de cárcel por haber mantenido una estructura financiera piramidal con la que lograba atraer enormes cantidades de dinero con la falsa promesa de invertirlo y obtener elevadas ganancias, que ocasionó miles de millones de pérdidas a inversores alrededor del mundo.

Según él mismo reconoció al declararse culpable, el gigantesco fraude -considerado el mayor de la historia de Wall Street- y que mantuvo durante décadas, ascendería a unos 50.000 millones de dólares.