Crisis en la Unión Monetaria

S&P rebaja el rating de Irlanda y alerta que puede bajarlo más

Standard & Poor's rebajó ayer a última hora de la noche en Europa el rating de Irlanda que pasó de A de AA- para la deuda a largo plazo y a A-1 de A-1+ para el caso de la de corto.

La agencia de rating puso a la deuda soberana en vigilancia con implicaciones negativas, lo que puede anticipar otra rebaja. Las acciones son la repsuesta al coste que va a tener para el país evitar la caída de su banca.

Los analistas de esta agencia explicaban en su nota que dan por sentado que el Gobierno irlandés va a tener que tomar prestado más de lo que habían estimado antes para financiar más inyecciones de capital a los bancos. El anuncio de una ayuda por parte de la UE y el FMI permitirá "que haya confianza en la liquidez del sector financiero pero desde nuestro punto de vista no reducirá las contingentes y grandes obligaciones del Gobierno ni eliminará las presiones macroeconómicas negativas", explican desde S&P.

Para esta agencia de rating, y dadas las circunstancias, la demanda interna no va a poder recuperarse hasta 2012 y para el año que viene se cuenta con que el ratio de deuda con respecto al PIB exceda las anteriores proyecciones que lo dejaban en el 120%.

Frank Gill, analista de S&P afirmaba en la nota informative que a Irlanda le tomará varios años para reducir el tamaño de su banca y hasta entonces el sistema financiero no estará en la posicioón de apoyar el crecimiento del país. Como consecuencia de la alta deuda privada, la susteridad fiscal y las desequilibradas perspectives para una demanda externa en el resto de EUropa, S&P cree que el PIB del país en 2011 y 2012 apenas registrará un crecimiento nominal "Estará cerca de cero". "No vemos que el PIB sea superior al 2% en términos reales antes de 2013"