Aprueba rebajarlas hasta un 45%

El Gobierno prevé ahorrar 607 millones con el recorte de primas fotovoltaicas

El Ministerio de Industria prevé ahorrar 607,2 millones de euros entre 2011 y 2013 con el recorte de primas a la energía fotovoltaica decidido hoy por el Consejo de Ministros, en beneficio de los consumidores y, al mismo tiempo, garantizando una rentabilidad "razonable" para los productores.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la rueda de prensa tras el consejo de Ministros
El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la rueda de prensa tras el consejo de Ministros

En su reunión semanal, el Ejecutivo aprobó el Real Decreto que regulará de forma genérica el sector de las renovables y que, entre otros aspectos, reduce la retribución para las plantas fotovoltaicas en techo entre un 5% (pequeñas) y un 25% (grandes), en tanto que las instalaciones en suelo ven reducida su tarifa un 45%.

Las rebajas se aplicarán ya en la primera convocatoria trimestral para la inscripción en el pre-registro de asignación de primas que se celebre tras la entrada en vigor del real decreto. Además, se limita el derecho a la percepción de prima equivalente para las instalaciones fotovoltacias a 25 años, plazo que hasta ahora no existía.

Por otra parte, en la nueva regulación se suprime el derecho a la percepción de prima para las instalaciones de tecnología eólica y solar termoeléctrica de potencia superior a los 50 megavatios (MW).

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció que en abril de 2011 se aprobará la Ley de Eficiencia Energética y Energías Renovables, así como nuevos decretos sobre energías verdes, algunos "pactados con el sector y otros no", por lo que aún les queda camino por recorrer.

Según informó hoy el Ministerio de Industria, las medidas contenidas en el Real Decreto "garantizan la rentabilidad razonable de las inversiones, dan certidumbre a futuro y respetan los derechos de los titulares de las instalaciones".

Reducir costes

Entre los objetivos que persigue la normativa, Industria destacó el de reducir costes "en beneficio de los consumidores", especialmente en lo que respecta a la energía fotovoltaica. Así, se prevén ahorros para el sistema de 141,5 millones de euros en 2011, de 202,3 millones en 2012 y de 263,4 millones en 2013.

Además, el real decreto persigue mejorar la integración técnica de las instalaciones de fuentes renovables y de cogeneración, y simplificar y agilizar los procedimientos administrativos de aplicación.

La nueva normativa, que aportará seguridad jurídica al sector, reforma la regulación vigente del régimen económico y jurídico de la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial, según la misma fuente.

Así, modifica tres reales decretos anteriores: El RD 661/2007, por el que se regula la producción de energía eléctrica en régimen especial; el RD 1110/2007, por el que se aprueba el reglamento unificado de puntos de medida del sistema eléctrico, y el RD 1578/2008, de retribución de la producción de electricidad fotovoltaica.

"La nueva normativa asegura una retribución suficiente para las instalaciones, atractiva para los promotores de nuevos proyectos y garantiza un retorno a las inversiones realizadas", subrayó Industria.

A finales de julio, se aprobó un Real Decreto para perseguir el fraude fotovoltaico, en virtud del cual 907 instalaciones, que suman 64,56 MW, renunciaron voluntariamente a la tarifa regulada que percibían indebidamente, en favor de otra menor, para que no se les abra una investigación por posibles irregularidades.

Estas instalaciones, reducirán su tarifa desde los 46,6 a los 32 céntimos de euro por kilovatio hora (kWh), lo que permitirá ahorrar 17,2 millones de euros anuales.

Por otra parte, a principios de julio, el departamento que dirige Miguel Sebastián acordó un recorte de primas con las asociaciones eólicas y termosolares, aun pendiente de plasmarse en un real decreto y que, según el sector, implicará ahorros de unos 1.300 millones de euros hasta 2013.