Antes de la fiesta de Acción de Gracias

Buffett da las gracias al Tío Sam

Cuando queda poco más de una semana para que EE UU celebre la fiesta de Acción de Gracias y algunos americanos reflexionen sobre los motivos por los que estar agradecidos, Warren Buffett se ha anticipado y vía las páginas de opinión de The New York Times ha dado a conocer a quien le debe su reconocimiento. En esta ocasión su héroe es el Tío Sam, que es como se conoce a la figura de la Administración estadounidense.

Buffett da las gracias al Tio Sam
Buffett da las gracias al Tio Sam

"Buen trabajo para ser del Gobierno", celebra en su titular el más conocido de los inversores del país. En su carta, Buffett recuerda que hace dos años la banca y las empresas estaban al borde del colapso. "Todas las fichas del dominó del sector empresarial estaban alineadas, preparadas para tumbar unas a otras a la velocidad de la luz. Mi propia compañía Berkshire Hathaway podría haber sido la última en caer, pero esa distinción no alivia"

Y según Buffett, no solo era una cuestión corporativa: "300 millones de estadounidenses estaban también en esa línea del dominó".

"Solo hubo una fuerza que pudiera combatir eso, y era usted Tío Sam. Si, usted, que es a veces torpe e incluso inepto" explica Buffett antes de explicar que cuando los ciudadanos "perdían la confianza en las instituciones que alababan, solo usted trajo la calma". "El reto era enorme y mucha gente pensó que usted no estaba preparado para ello", recuerda el inversor para concluir. "Bien, Tio Sam, usted estuvo a la altura".

En un momento en el que una buena parte de la población comulga con los postulados de minimizar la Administración, en línea con lo que aboga el Tea Party, se desconfía de todos los pasos que da el Gobierno, del keynesianismo e incluso se reescriben críticas al New Deal y a Roosevelt para justificar la animadversión contra Washington, Buffett interviene para decir que las acciones del Gobierno fueron muy efectivas.

El inversor, explica que en los días más oscuros de la historia económica reciente, el presidente de la Fed, Ben Bernanke (que ahora está bajo una brutal crítica por parte del partido conservador), el ex secretario del Tesoro, Hank Paulson, Tim Geithner, ssu sucesor y anterior responsable de la Fed en Nueva York y Sheila Bair, presidenta del Fondo de Garantía de Depósitos, "se dieron cuenta de la gravedad de la situación y actuaron con valentía y prisa". Buffett, que es un hombre cercano a la Administración de Obama, incluso tiene palabras cariñosas para George W. Bush en este caso. "Aunque nunca le voté le doy crédito por liderar ante un Congreso que estaba en pose y agresivo".

Buffett dice que la mayoría de los que critican que el Gobierno no viera el lío en el que se estaba metiendo un país que vivía en una falsa ilusión tampoco lo vieron entonces.

El inversor que firma como "su agradecido sobrino" concluye que de no haber actuado el Gobierno como lo hizo entonces, el mundo "sería ahora un lugar muy distinto".