EmpleoyDirectivos

Soluciones prácticas para crear empleo

Ejecutivos y empresarios reflexionan sobre cómo reducir el paro, un problema endémico de la economía española.

Si se comparan las cifras macroeconómicas de España con el resto de países desarrollados, en gran medida, el país cumple sus deberes con creces. Excepto en uno. Y además es un problema que arrastra durante toda la democracia: el paro siempre se ha situado por encima de la media europea, con niveles extremadamente altos en épocas de crisis.

Desde el tercer trimestre de 2007, cuando la evolución de la creación de empleo cambia en España, el paro ha crecido en casi tres millones de personas, desde una tasa del 8,03% hasta el 19,79% del último dato (tercer trimestre de 2010), según la encuesta de población activa. Sectores como el inmobiliario, la construcción y los ligados al consumo sufrieron una rápida sangría, a diferencia de otras economías que han mantenido los niveles de empleo a pesar de la mala coyuntura. "El empresariado ha tenido una actitud, en muchas ocasiones, puramente motivada por la maximización de beneficios, creando empleos temporales y de baja cualificación", cree Carlos Mulas, director de la Fundación Ideas.

El Gobierno ha intentado flexibilizar el mercado, con una reforma laboral que ha merecido una huelga general. El próximo paso, anunciado por el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, consistirá en la renovación de las políticas activas de empleo (formación, intermediación, autoempleo) para facilitar que los parados se conviertan en candidatos con posibilidades reales de encontrar un puesto de trabajo. Pero también para evitar que las prestaciones por desempleo (alrededor de 30.000 millones de euros al año) ahoguen las cuentas públicas. "Hay que transformar de arriba a abajo el sistema de políticas pasivas, buscando fórmulas novedosas inspirándose en el modelo nórdico de flexiseguridad", asegura Mulas.

Este próximo jueves el Congreso celebrará una sesión monográfica sobre el tema. Pero, ¿los políticos, empresarios y la sociedad están realmente concienciados sobre el problema? "Sí, existe conciencia. En las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas se repite como uno de los problemas más acuciantes de los españoles", asegura Mulas.

Encontrar las recetas para crear nuevas ocupaciones será lo complicado. "Lo principal es apostar por el autoempleo", señala Jaume Urgel, director del portal web Infojobs. "Hay que facilitar la creación de nuevas empresas, porque aunque al principio estén constituidas por una sola persona, el emprendedor acabará contratando trabajadores". Para el director de la Fundación Ideas, el esfuerzo debe ir encaminado a apoyar los nuevos sectores: empleos verdes, en tecnologías y en el ámbito sociosanitario. "Pero las empresas también deben cambiar la actitud de responsabilidad social fomentando empleos de calidad", añade.

En opinión del que fuera Alto Representante para la Política Exterior de la UE y presidente del Centro de Economía y Geopolítica Global de Esade, Javier Solana, en el tema del empleo es necesario encontrar la equidad porque dentro de unos pocos años la media de edad en África será de 18 años, y tiene implicación en temas como la educación. E hizo hincapié, durante su intervención en unas jornadas sobre liderazgo, organizadas por Esade en el monasterio de Sant Benet (Barcelona), sobre la necesidad de invertir en "educación, investigación y desarrollo tecnológico".

¿Cómo generar ideas de empleo? Es la pregunta que se hace el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, para quien la investigación y el desarrollo supone una visión a largo plazo, y ahora urge crear empleo a corto plazo. Para ello, asegura, lo hizo en el mismo contexto que Solana, que es necesario fomentar la inmigración tanto fuera como dentro de España, así como las inversiones de China y de América Latina. Y recordó que en los años ochenta existió un grave problema de paro en Europa y en España, "y se intentó atraer inversión extranjera a nuestro país, ahora sucede lo mismo".

Sebastián Escarrer. Sol Meliá: "Debemos revalorizar la imagen del empresario"

No es un tema para Sebastián Escarrer, vicepresidente de Sol Meliá: "El paro se debería tratar como el primer problema nacional, una tragedia a nivel personal y familiar, y como la prioridad absoluta en todas las agendas políticas".

El primer paso para solucionarlo, según este directivo, es "con una visión integral del problema: desde la educación hasta el marco legislativo y fiscal del trabajo, las cotizaciones sociales y los sistemas de protección, el marco territorial, administrativo", pero también con una "hoja de ruta" inspirada en países con éxito, además de priorizar en los sectores en los que se concentra la I+D+i. "Hay que revalorizar la imagen de la empresa y el empresario como los creadores de empleo y riqueza que son, y apoyarles mucho más de lo que se está haciendo". Cree también que se debe dotar de una racionalidad y eficiencia a las Administraciones públicas: "El ineficiente, ineficaz y nada competitivo Estado de las autonomías ha devenido en un pozo sin fondo y un despilfarro". Además opina que se debe otorgar al mérito el valor que tiene, "frente a la cultura del subsidio", y apostar por la flexibilidad: "Es la única vía para favorecer temas tan importantes como la empleabilidad de los jóvenes".

Emilio Cuatrecasas. Cuatrecasas, Gonçalves Pereira: "Se requiere más flexibilidad laboral"

La reforma laboral es la clave del futuro del empleo en España. El abogado y presidente del despacho Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Emilio Cuatrecasas, la considera insuficiente y poco ambiciosa en sus planteamientos. "Ha aportado medidas necesarias, pero creo que no llega a cubrir todas las áreas que debería para fomentar la creación de empleo".

Según Cuatrecasas, la actual reforma laboral aprobada por el Gobierno no conseguirá disminuir las listas del paro y, en consecuencia, crear más puestos de trabajo. Opina que es necesaria una mayor flexibilización del mercado de trabajo, así como fomentar una mayor autoridad empresarial, de manera que pueda organizar de una forma autónoma el empleo dentro de su propia compañía.

"No todas las empresas son iguales y no sirve la misma receta para todas, hay que dejar que el empresario gestione la relación laboral de manera independiente". Otro punto importante para este abogado es el tema de la formación continua, que considera que debería ser obligatoria para todos los profesionales. "No sólo para los desempleados, sino también para la persona que tiene empleo. Es algo que debería ser de interés nacional, para que nadie se quede fuera del mercado de trabajo".

Gabriele Burgio. NH hoteles: "Sólo reduciremos el paro cuando seamos competitivos"

"El desempleo en España es una cuestión crítica para la evolución de la economía y no tiene una solución única y fácil. Aun así, creo que se debe cambiar el enfoque hacia una mayor flexibilidad y productividad de las empresas y de las personas. Sólo cuando seamos capaces de ser competitivos, podremos reducir el paro de manera estable en el tiempo y no de una forma coyuntural", asegura Gabriele Burgio, presidente de NH Hoteles. "No existe una receta mágica, pero existen varios aspectos que en mi opinión dotarían de mayor competitividad a las empresas y, por tanto, reducirían el desempleo". Por ejemplo, apuesta por una modernización de la relación entre empresa y empleado: "Tenemos un sistema de relaciones laborales antiguo para la realidad del mundo actual. La clasificación de categorías profesionales que recogen los diferentes convenios colectivos nos otorga una mínima polivalencia funcional a las empresas para utilizar nuestros recursos en posiciones similares". Además, pide una posibilidad de contratación que se adapte a los picos de actividad de su sector. "Estoy convencido de que la flexibilidad y la productividad son el único camino para reducir el desempleo. La formación y el desarrollo de las personas, que son nuestro mayor activo, son críticas para aumentar la productividad. Debemos invertir más en ellos para conseguir ser más eficientes y mejores".

Francisco Belil. Siemens: "Hay áreas para privatizar y se puede invertir en obra pública"

Esto no es un milagro, advierte el presidente de Siemens en España, Francisco Belil, sino el resultado de un trabajo bien hecho. "Hay que invertir en cosas que nos hagan competitivos. El principal problema que tenemos es la confianza, ir a modelos nuevos que nos permitan avanzar".

Cree que una salida son las obras públicas, "existen áreas que se pueden privatizar y con ese dinero realizar obras en infraestructuras". Otra vía, según Belil, es invertir en educación. "No puede ser que tengamos buenas escuelas de negocios y pésimas universidades", señala este ejecutivo, que insiste en la necesidad de generar confianza en los mercados.

Otro capítulo a mejorar es el de la función pública, "con honrosas excepciones, es ineficiente y es un lastre para las empresas". Por tanto, el Gobierno debería perseguir una alta eficiencia de la función pública. Para mejorar la competitividad de las empresas y, con ello, favorecer la generación de puestos de trabajo altamente cualificados, Belil asegura que es necesario introducir las nuevas tecnologías en todos los ámbitos de la organización. "Tenemos que tener sobre todo esperanza de que podemos hacer las cosas, no podemos permitirnos el pesimismo".

Vicente Moreno. Accenture: "Hemos de empezar cambiando el modelo educativo"

"Dice el proverbio que el mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años y el segundo mejor momento es ahora. En este sentido, si queremos cambiar el modelo productivo español para evitar tasas de paro futuras, hemos de empezar transformando el modelo educativo actual. En el corto plazo, buscando el equilibrio entre las necesidades del mercado laboral y la formación de las personas. Y en el medio y largo, incrementando recursos y poniendo el foco en el desarrollo de la innovación y la creatividad", opina Vicente Moreno, presidente de Accenture. "Para generar recursos lo primero que hay que hacer es reasignar la atención y los esfuerzos, enfocándolos hacia actividades que generen valor medible y contrastable. Hay que revisar y cuestionar todo y preguntarse si realmente cada iniciativa diaria está generando auténtico valor".

Y, por supuesto, apostando por la innovación. Según un estudio de la consultora al que hace referencia Moreno, es en "sectores tradicionales de nuestra economía -el turismo, la logística y el transporte, la industria textil o la automoción-, donde se podrían crear más empleos siempre y cuando se aplicase de manera intensiva la tecnología para sustituir el trabajo poco cualificado por un modelo de mayor calidad".

Antonio Garrigues. Abogado: "Dependemos de la actividad económica internacional"

La mejor receta para crear empleo es querer crearlo. "Que el empresariado y también los sindicatos tengan voluntad de crear puestos de trabajo y no de destruirlos". Así de rotundo se muestra el abogado Antonio Garrigues, que pide consenso para que exista un escenario favorable para el diálogo.

"Creo que la situación está mal enfocada y que deberíamos centrarnos para que el objetivo prioritario sea crear puestos de empleo". En opinión de Garrigues, la situación es dramática, sobre todo para los más de cuatro millones de parados registrados en España, y por ello es necesario volcarse en tener voluntad para crear empleo.

También asegura que es importante establecer el mecanismo necesario para reforzar la formación continua, tanto de los que tienen un puesto de trabajo como de los que carecen de él y tienen que volver a incorporarse al mercado laboral. "Es importante tener los conocimientos actualizados. El mundo cambia a una velocidad tan rápida que tenemos que estar constantemente formándonos". Considera que la creación de empleo en España está supeditada a la actividad económica nacional, pero también a los vaivenes económicos internacionales. "Dependemos de la actividad económica internacional más que de la nacional".

Pedro Luis Uriarte. Consultor: "No podemos denostar la construcción"

¿Dónde se crea empleo? "Una compañía lo crea cuando es competitiva, y España pierde competitividad. El escenario es complicado a medio plazo, esto es, tendremos unos cinco años de crecimiento débil", asegura el ex vicepresidente y consejero delegado de BBVA, Pedro Luis Uriarte, quien opina que es necesario reflexionar sobre lo que se "ha hecho bien para hacerlo mejor". Lo que significa, según Uriarte, "no denostar la construcción, sino utilizarla para hacer las cosas mejor". También recomienda entrar en sectores de futuro, como son la educación, las energías renovables o la biotecnología. Otro gran desafío de las empresas españolas, con el que crearían empleo, es apostar por la vertiente internacional. "Es insuficiente lo que se ha hecho hasta ahora, y uno de los desafíos del futuro tiene que ver con la expansión internacional, reorientarse para poder vender y crecer en el futuro". Por ejemplo, cree que las relaciones con Asia son incipientes, pero es necesario seguir apostando por esos mercados. "En 2015 se empezará a crear empleo, pero los próximos cinco años van a ser duros porque todavía nos queda mucho camino y muchos deberes por hacer". Para crear empleo hay que abrir mercados y combinar los sectores maduros con otros modelos productivos.

Laura González-Molero. Merck: "La sociedad debe fomentar la capacidad emprendedora"

"Es necesario que todos los agentes implicados -sindicatos, patronal, empresas e individuos- fomenten la capacidad emprendedora de nuestro país y el autoempleo", asegura Laura González-Molero, consejera delegada de Merck en España.

Esta compañía química y farmacéutica también ha apostado en los últimos años por su división Serono, de biotecnología, uno de los sectores que en España sigue creando empleo, a pesar de la crisis.

"En mi opinión, uno de los grandes retos de nuestro país para reducir el paro pasa por aumentar la flexibilidad, tanto desde el punto de vista empresarial como individual", señala. Además, cree que para potenciar la creación de empleo en un entorno cambiante y competitivo como el actual, "las empresas debemos ser más ágiles para adaptar nuestros modelos de negocio y la capacidad productiva a las demandas del mercado. Para ello, resulta imprescindible que como individuos tengamos una mentalidad flexible en función del nuevo marco laboral". Además, apuesta por la austeridad fiscal y cree que se debe contar con unas condiciones financieras y fiscales adecuadas que atraigan la inversión, junto a seguridad jurídica, que permita obtener un retorno de esa inversión. "Es momento de dejar de pensar en el diagnóstico de la crisis y ponerse a trabajar para salir de ella. Tenemos que ser valientes".

Ignacio Garralda. Mutua Madrileña: "Es necesario un pacto político entre los dos grandes partidos"

"En primer lugar, creo sinceramente que tanto las Administraciones públicas como el resto de los agentes sociales deben asumir que estas cifras de desempleo son inadmisibles", apunta Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña. "Y en segundo lugar, es necesario un pacto político entre los dos grandes partidos para acometer una reforma laboral que ataque en profundidad los motivos por los que España dobla la tasa de paro europea".

Pero también opina que es cuestión de la imagen del país: "Hay que recuperar y aumentar la confianza en las posibilidades de nuestra economía, que es lo que permite que las decisiones de inversión, que son las tomadas a medio plazo, encuentren un clima propicio. Para conseguirlo hay que apostar por la seguridad jurídica, la estabilidad presupuestaria, la transparencia y la normalización del sistema financiero". Además, cree que se debe mejorar la productividad, "lo cual no significa que haya que trabajar más horas, sino mejor, con el fin de recuperar competitividad frente al exterior, así como desarrollar políticas educativas que adecúen las enseñanzas universitarias a las nuevas necesidades empresariales, que potencien la cultura innovadora, la enseñanza de los idiomas y que contribuyan a impulsar, desde la universidad e incluso antes, la capacidad emprendedora de los jóvenes españoles. Solo podremos cambiar el modelo productivo si se cambia la forma de educar".