Premios Cinco Días a la Innovación

Camino a la innovación

La tercera edición de los Premios CincoDías incentiva el debate sobre la urgente necesidad de un modelo productivo más avanzado.

El objetivo de los Premios CincoDías a la Innovación Empresarial es "ayudar a dar a conocer iniciativas empresariales cuyo objetivo sea tratar de cambiar, transformar, de mudar la realidad a mejor. Pero no sólo eso. Estos premios también persiguen que se destaque el compromiso de estas empresas con la sociedad", como remarcó Ignacio Polanco, presidente del grupo Prisa -editor de CincoDías-, el pasado jueves en la ceremonia de entrega. Los galardones, que este año han recaído en BBVA, Panda Security y Saft Baterías, son un buen motivo para reflexionar sobre lo que las empresas españolas realizan en I+D+i, una materia en la que tradicionalmente han suspendido.

La economía española, como se ha visto durante esta crisis, ha dependido demasiado del tirón inmobiliario y de la demanda del consumo en compañías turísticas y de ocio, actividades donde la innovación era limitada. El gran reto es, como insiste el propio Gobierno, el cambio de modelo productivo hacia nuevos sectores, como la energía o la biotecnología, pero eso sin dejar de aportar un creciente valor añadido en actividades tradicionales gracias al I+D.

Pero en pleno cambio, la crisis y la falta de recursos, hace más urgente y dramático el desafío. "Es una necesidad de las compañías apostar por la innovación y es una responsabilidad de los Gobiernos que así sea", aseguró Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación, en el acto de entrega de los premios. La titular de este departamento recordó los recientes datos de inversión de las 27 mayores empresas españolas en 2009, que pese a reducir en un 6,4% sus ventas, aumentaron un 15,4% su inversión en I+D+i, mientras que el promedio de la Unión Europea cayó un 2,6% y el de Estados Unidos lo hacía un 5,1%.

El estudio al que se refería la ministra fue publicado la semana pasada por la Comisión Europea. "El hecho de que las grandes empresas de la UE hayan mantenido en gran medida sus inversiones en I+D demuestra que comprenden que es la clave para salir reforzados de la crisis. Pero la enorme distancia con respecto a las principales empresas estadounidenses en ámbitos como el software y la biotecnología, unida al ascenso rápido y continuado de las empresas con sede en Asia, pone de manifiesto que Europa se halla en una situación de emergencia en lo que se refiere a la innovación", apreciaba Máire Geoghegan-Quinn, comisaria de Investigación, Innovación y Ciencia en la presentación del informe.

Las grandes compañías estadounidenses, asiáticas y algunas europeas encabezan el ranking de inversión. Toyota, Roche, Microsoft, Pfizer, Novartis, Johnson & Johnson, Samsung, General Motors, Honda y Merck son las líderes, con inversiones entre 6.700 y 4.000 millones de euros. Entre las compañías españolas, sólo aparecen entre las 50 primeras del ranking el grupo Santander, en el puesto 31 con 866 millones de euros de inversión, y Telefónica, en el puesto, 34 con 777 millones.

Garmendia recordó también que España, junto a Dinamarca, fue la única gran economía europea que aumentó su apuesta en I+D en 2009. También aludió a que el 85% de las empresas españolas que investigan recibieron apoyo financiero del Centro de Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI).

Sin embargo, el avance del Instituto Nacional de Estadística con los datos de las 199 empresas que más invierten en I+D correspondiente a 2009, indicaba que se había producido un descenso del gasto del 2,4% respecto al año anterior. Precisamente, ha sido en la parte empresarial privada, y no la pública, en la que ha caído esta inversión.

"Cada pequeña contribución cuenta", aseguró la ministra, para conseguir el cambio de modelo productivo que propugna el Ejecutivo. Los principios asociados a la innovación, según Ignacio Polanco, "no sólo están absolutamente arraigados en el entramado económico español, sino que emergen en el día a día de las empresas, sean del tamaño que sean, como herramienta para afrontar también los momentos más complicados". "Es -en palabras de Cristina Garmendia- uno de los mayores desafíos que como sociedad tiene esta joven democracia".

Emilio Ontiveros. AFI. Una apuesta por enseñar a emprender

El presidente de la consultora AFI y catedrático de Administración de Empresas, Emilio Ontiveros, considera que la innovación tiene que enseñarse en los colegios y, sobre todo, en las universidades. Piensa que las facultades de Económicas deben promover entre sus alumnos la creación de empresas.

"El sueldo de los profesores debe provenir, en parte, de su apoyo a la creación de empresas y de los proyectos que ha auspiciado", afirma. Además, echa en falta que las sociedades de capital riesgo españolas no busquen iniciativas donde invertir en las universidades, de donde deberían surgir nuevas compañías innovadoras.

Juan Carlos Gallego. La Caixa. La crisis no puede servirnos de excusa

La mala situación económica ha hecho mella en la facturación y en los recursos financieros de las empresas. Pero Juan Carlos Gallego, director ejecutivo de La Caixa en la Comunidad de Madrid, cree que la crisis no puede ser "motivo de excusa" que evite la innovación tecnológica, tanto en productos como en procesos.

La Caixa, que ha patrocinado los Premios CincoDías junto a Repsol, ha apostado, según Gallego, por ser también una entidad innovadora. Para ofrecer nuevas soluciones a los clientes, la compañía ha invertido en el desarrollo de la banca móvil y la atención vía internet.

Juan Soto. Oracle. Hay que crear conocimiento que se pueda aplicar

España va en la buena dirección pero para que el proceso concluya con éxito es necesario tener prioridades, como "generar conocimiento que pueda ser aplicado y no ser sólo buscadores de la verdad". Es la opinión del ex presidente de Hewlett Packard y actual presidente del consejo asesor de Oracle Iberia, Juan Soto. "Ya está bien de buscadores de verdad, hay que crear patentes, conocimiento aplicado". En el campo de la innovación, cree que el actual Gobierno lo está haciendo bien y que las empresas tienen deberes pendientes para ganar en competitividad, como lo han hecho los sectores exportadores de servicios y de productos.

José Manuel Lorenzo. Boomerang TV. Las empresas son excesivamente conservadoras

"La innovación provoca miedo y creo que las empresas españolas tradicionalmente han sido excesivamente conservadoras", asegura José Manuel Lorenzo, presidente de la productora Boomerang TV. "Yo obligaría a las compañías a innovar, como un derecho de los trabajadores", afirma en un intento de polemizar.

Cree que el sector privado ve esta apuesta como una losa de tiempo y dinero, por lo que muchas obvian acometer las novedades. Sí es cierto, reconoce, que en la sociedad hay muchas más iniciativas de I+D+i que no se conocen, incluso sorteando "un día a día muy difícil".

José Medina. Odgers Berndtson. Buscando la innovación en la calle

"La innovación está en la calle". Es la máxima de José Medina, presidente del headhunter Odgers Berndtson, respecto a lo que las empresas tendrían que buscar a la hora de invertir en nuevos productos, servicios y procesos. "Deberían hacer como dicen los políticos: tomar el contacto de la calle".

Esto significa "anticiparse a las necesidades de los ciudadanos", testando los deseos de los consumidores. Después, esos objetivos se pueden trasladar a las compañías "ya que tecnológicamente todo es posible". "Hay que bajar a la calle a compartir lo que quiere la gente", asegura.

Enrique Dans. IE Business School. La tecnología está en todas partes, genera el cambio

El profesor de Sistemas de Información del IE Business School Enrique Dans fue el encargado de cerrar la gala de la entrega de los Premios CincoDías a la Innovación Empresarial con una conferencia sobre el uso de internet y de las nuevas tecnología. Animó a los presentes a no tener miedo a los cambios y aseguró que no concibe los puestos de dirección sin estar inmersos en procesos de innovación. "La tecnología está en todas partes, genera el cambio y provoca la innovación", señaló, que trasladó la siguiente pregunta: "¿Cuántos de los que estamos en nuestros puestos estamos por algo de lo que sabíamos mucho ayer?".

Cayo Lara. Izquierda Unida. El sector privado debe invertir sus beneficios

Cayo Lara, coordinador de Izquierda Unida, es muy crítico con los nuevos Presupuestos del Estado en materia de Ciencia e Innovación. Reprocha al Gobierno que si desea de verdad un cambio de modelo productivo, "no puede reducir casi un 8% estas partidas".

También recuerda al sector privado su parte de culpa en que España no haya sido innovadora. "Las empresas deben comprometer parte de sus beneficios, salvando cualquier excusa, a la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías". Añadió que "se acabó el pelotazo del ladrillo, si queremos ser competitivos hay que invertir. Y las empresas tienen margen de maniobra".

Enrique Castellón. Cross Road. Originalidad también en las inversiones

Para Enrique Castellón, presidente de Cross Road, firma de capital riesgo, "la innovación es un estado de la mente". Se trata de "autoprepararse para el futuro", opina.

Pero además, señala el otro lado de las iniciativas empresariales emergentes: el necesario capital que apoye a los emprendedores. "Hace falta también ambición en los inversores a la hora de buscar y apostar por proyectos innovadores, porque en la mayoría de las ocasiones tiran de lo conocido", asevera. Es lo que el denomina "inversor innovador", que arriesgue también en nuevos sectores y en proyectos jóvenes.