Tiene opciones que vencen en marzo

Alierta perderá más de ocho millones si Telefónica no se dispara en Bolsa

En juego están varios millones de euros. Más de ocho, según un cálculo conservador, si la operación se ha hecho a precios de mercado. æpermil;se fue el dinero que invirtió César Alierta en la compra de opciones sobre acciones de su compañía, Telefónica. Lo hizo hace unos años y ahora llega el momento de la verdad. Vencen en marzo y para que Alierta gane dinero la acción tendría que subir un 25%.

César Alierta, presidente de Telefónica.
César Alierta, presidente de Telefónica.

César Alierta es el presidente de una empresa española no familiar más comprometido patrimonialmente con la compañía que dirige. Y no lo es sólo por el capital que tiene en acciones de Telefónica, valorado en más de 76 millones de euros, sino por su posición en opciones, algo que ningún otro ejecutivo se ha atrevido a emular.

Y es que entre 2007 y 2008 el presidente de la operadora apostó a una fuerte subida de la cotización. Lo hizo con la compra de opciones, unas con un precio de ejercicio de 22 euros y otras a 30.

A cambio de estos títulos, Alierta pagó la prima correspondiente. Los títulos a 30 euros le costaron 1,52 millones de euros, según comunicó en un documento oficial. Cada opción tenía una prima de 0,76 euros. El presidente de Telefónica, en cambio, no dio datos sobre el coste del otro grupo de opciones, el más numeroso, ya que son 8,2 millones de títulos. En principio, esta apuesta debería ser más cara que la anterior, ya que el plazo era más largo -cuatro años hasta el vencimiento, frente a tres años- y el precio de ejercicio es sustancialmente más bajo -22 euros frente a 30 euros-.

El directivo 'empatará' si la cotización ronda los 23 euros en marzo; si sube a 25 podría ganar 17 millones

TELEFÓNICA 3,88 0,73%

El ejecutivo tampoco especificó dónde había comprado las opciones de 22 euros de precio de ejercicio. Las de 30 euros las adquirió en el mercado oficial de derivados español, MEFF, que cuenta con calculadoras para estimar el precio de las opciones. Con los mismos datos de volatilidad y tipo de interés que aplicó Alierta en la compra de la segunda tanda de títulos, el presidente de Telefónica se habría gastado 1,2 euros en cada uno de los 8,2 millones de títulos a 22 euros. Esto da una cifra cercana a los 10 millones sólo con el primer grupo de derivados. Incluso si se rebaja la prima a una cifra parecida a la pagada con el segundo grupo, la conclusión es que Alierta ha apostado más de ocho millones a la subida de la cotización de Telefónica. La operadora declinó ayer comentar esta información.

Cinco meses de espera

Cuando Alierta compró las opciones todavía quedaban cuatro y tres años, respectivamente, para que se materializara la apuesta. Ahora quedan poco más de cinco meses, ya que los derivados vencen el próximo 2 de marzo.

En teoría, además, el ejecutivo no ha podido vender con antelación. Lo que compró son opciones europeas que sólo pueden ejecutarse a vencimiento. Sí que ha podido cubrir su posición, con la adquisición de algún tipo de derivado con el que compensar las pérdidas por sus opciones en caso de que finalmente las acciones no suban lo suficiente. Sin embargo, esta posibilidad podría interpretarse como un gesto de desconfianza hacia su propia compañía, todo lo contrario a lo que su gesto quería indicar.

Si no hay cobertura, Telefónica tiene cinco meses para dispararse y que su presidente no pierda la prima pagada. Ayer la cotización cerró a 18,32 euros, así que la revalorización necesaria para llegar a 22 euros es del 20%, una cifra que se eleva al 64% si se quiere llegar a 30 euros.

Lo importante es que no hace falta que la acción llegue a 30 euros para que Alierta deje de perder. Como tiene muchas opciones a 22 euros, el ejecutivo podrá compensar la prima pagada por todos sus derivados cuando las acciones ronden los 23 euros, lo que supone un alza del 25%. Eso sí, a partir de ahí sus ganancias se disparan. Con Telefónica a 25 euros, ganaría 17 millones.

Poca confianza del mercado en un 'rally' bursátil

Telefónica lleva una buena racha en Bolsa. En los últimos tres meses, la operadora ha subido un 16,6%, frente al 11,3% del Ibex. ¿Podrá seguir así?

"Llegar a 22 euros sería posible, aunque difícil, y tiene que acompañar todo, no sólo la Bolsa española, sino que vuelva la confianza a los mercados internacionales", explica Iván San Félix, experto en telecomunicaciones de Renta 4. "Pero para no perder dinero, las acciones tendrían que superar esa cota y eso sí que es realmente complicado. A 30 euros, imposible".

El resto del mercado está bastante de acuerdo con este experto. HSBC difundió ayer un informe en el que sitúa el precio objetivo de Telefónica en 20,5 euros. Y la media a 12 meses recogida por Bloomberg habla de 19,30 euros. Es cierto que AlphaValue cree que puede llegar a 23, pero Bernstein se queda en 17.