Se clausurará el sábado

Los abogados europeos se reúnen en Madrid para analizar el futuro de la profesión

Madrid acoge desde hoy el congreso de la Federación Europea de Abogados (FBE), entidad que representa a más de 800.000 letrados europeos.

El objetivo del evento, que continuará mañana y será clausurado el sábado, será analizar dos grandes temas que marcarán el futuro de la profesión: la especialización de los abogados y la posición de los colegios ante la vulneración de los derechos reconocidos por el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Durante el acto de inauguración, que contó con una nutrida representación del mundo de la justicia española, el presidente de la federación, Mirko Rôs, recordó que España puede considerarse como el "corazón de la abogacía en Europa".

El decano del colegio de abogados de Madrid, Antonio Hernández-Gil, que participó en el acto de inauguración, defendió el papel de los colegios de abogados como instituciones que apuestan firmemente por la "responsabilidad social de la abogacía" como parte de su esencia. La creciente importancia del Derecho Común, la colaboración con los poderes públicos, así como la creación de un amplio margen de cooperación, son objetivos básicos de los letrados europeos en aras a la consecución de una sociedad cada vez más justa.

Hernández-Gil recordó que la misión principal de los colegios es velar por la defensa de los intereses generales de la sociedad. La defensa del proceso debido, la dignidad del abogado o el fomento de su formación son, en su opinión, garantía inexcusable de la debida competencia de los abogados europeos.