Llamas recibió préstamos de las dos cajas

Los créditos de Caja España a su presidente lo alejan de la fusión

Los créditos concedidos por Caja España a su presidente, Santos Llamas, alejan a éste de la presidencia de la futura entidad fusionada con Caja Duero, que también ha financiado la actividad de sus empresas. La nueva regulación autonómica sobre el sector de cajas de ahorros lo impide.

Los créditos de Caja España a su presidente lo alejan de la fusión
Los créditos de Caja España a su presidente lo alejan de la fusión

El decreto ley aprobado este mes en Castilla y León para el sector de cajas de ahorros parece que ha sido redactado pensando en Santos Llamas, el presidente de Caja España, en proceso de fusión con Caja Duero. El PSOE había propuesto a Llamas como presidente de la entidad resultante de la fusión, pero esa posibilidad se aleja tras el decreto aprobado.

Tan sólo el artículo referido a la imposibilidad de que el presidente de la entidad mantenga créditos con la caja difiere de la nueva redacción de la Ley de ârganos Rectores de las Cajas de Ahorros (Lorca). La nueva norma también incluye una disposición en la que se exige que el cargo de presidente "requiere dedicación exclusiva y será, por tanto, incompatible con cualquier actividad retribuida de cualquier modo tanto de carácter público como privado". Y Santos Llamas recibió, siendo presidente de Caja España, créditos millonarios destinados a mantener la actividad de sus empresas inmobiliarias.

Según informa Caja España en sus memorias enviadas a la CNMV, la entidad ha mantenido entre 2006 y 2009 una estrecha relación crediticia con su presidente. Entre otros créditos figuran, en el año 2007 cinco préstamos a empresas vinculadas por 17,6 millones; un préstamo hipotecario a empresa vinculada por 15,2 millones u operaciones de renovación de cuenta de crédito, de líneas de avales y ampliación de préstamo a promotor a empresa vinculada por 5,1 millones el pasado año. La cantidad total de créditos concedidos por Caja España a Santos Llamas no aparece detallada en los documentos entregados a la CNMV. La cifra total que han barajado medios y fuentes consultadas supera los 70 millones.

"No podemos hacer valoraciones al respecto, preservamos la confidencialidad de nuestros clientes", señalan desde Caja España. "En el caso de nuestro presidente no se pueden sumar las cantidades de riesgo de los distintos años porque al tratarse en gran medida de un negocio inmobiliario, muchas operaciones de años anteriores no están vivas en 2010 por cuestiones de pagos, subrogaciones, refinanciaciones, etcétera", añadieron.

Santos Llamas aparece en los registros mercantiles como presidente de Construcciones Carriegos, administrador único de Construcciones Llamas Gil y vocal del consejo de administración de Sotaban. Las tres sociedades se dedican al negocio inmobiliario. Y según las cuentas de esas empresas, no sólo recibieron créditos de Caja España, también los obtuvieron de Caja Duero.

Construcciones Carriegos, según sus cuentas relativas al ejercicio 2008, había recibido tres préstamos de Caja España por valor de 14 millones de euros . Y otro de Caja Duero por 8,3 millones. La compañía logró un beneficio de 2,1 millones de ese año.

Construcciones Llamas Gil, según sus cuentas correspondientes al ejercicio 2008, había recibido dos préstamos de Caja Duero por un valor total de 131.500 euros y otros tres préstamos de Caja España por valor total de 5,4 millones.

Sotaban, también conforme a sus cuentas de 2008, contaba con cerca de 20 créditos aportados por Caja España y Caja Duero por un valor aproximado de 21 millones.

El nombre de Juan José Lucas toma fuerza

Alejado el nombre de Santos Llamas para presidir la entidad resultante de la fusión entre Caja España y Caja Duero, reconocidos nombres de la política regional como los de Javier García Prieto y Juan José Lucas van tomando fuerza. García Prieto, ex presidente de la Diputación de León, contaba con apoyos en el PSOE y en el PP para ser elegido, comentan fuentes conocedoras de las negociaciones, pero finalmente fue "vetado" por la actual Diputación. "El nombre que ahora suena con más fuerza es Juan José Lucas", señalan. Lucas es en la actualidad vicepresidente segundo del Senado y fue presidente del PP en Castilla y León.

Aunque se espera que hoy se despejen algunas dudas sobre la fusión de Caja España y Caja Duero, todavía nadie se atreve a apostar por un plazo definitivo. El consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León analizará "probablemente mañana hoy" la fusión de Caja España y Caja Duero, afirmó ayer el presidente del Gobierno regional, Juan Vicente Herrera. A preguntas de los periodistas en Burgos, Herrera recordó que no se puede saber la "decisión final" del Consejo de Gobierno porque "esto no es un régimen presidencial y el consejo de Gobierno es un órgano colegiado que mañana podría resolver".

Según informó Efe, el titular del Ejecutivo autonómico reiteró "el compromiso firme y serio, además de la obligación, de considerar esta cuestión" y recordó que el plazo de resolución finaliza a mediados de este mes.

Herrera señaló que se trata de una cuestión "técnicamente compleja", que se ha complicado porque mientras se examinaba el expediente de fusión se ha aprobado una "profunda modificación" de la normativa que regula las cajas, tanto con la nueva ley estatal como con su transposición en Castilla y León.

Un "decretazo"

El alcalde socialista de León y vicepresidente de Caja España, Francisco Fernández, aseguraba el martes en una entrevista en la Cadena SER, que la Junta ha utilizado la ley "de forma torticera". En su opinión, se ha valido de un "decretazo" para evitar la presidencia de Llamas, y añadió que de esta manera se ha buscado garantizar que la nueva entidad tenga una presidencia "vallisoletana".