Crisis financiera

El salario medio de los banqueros de EE UU y Europa cae un 60%

La crisis financiera, que ha afectado a los mercados de todo el mundo desde hace ya tres años, trajo consigo un amplio debate sobre los salarios de los primeros ejecutivos de la banca internacional. Así, la mayoría de las entidades mostraron moderación en la retribución de sus directivos. De media, los sueldos de los banqueros en EE UU y Europa cayeron un 60% el año pasado, según la firma especializada en compensación de directivos Equilar.

El salario medio de los banqueros de EE UU y Europa cae un 60%
El salario medio de los banqueros de EE UU y Europa cae un 60%

Aunque los salarios astronómicos todavía no son cosa del pasado en el sector bancario, la crisis financiera ha afectado además de a las propias entidades, a los bolsillos de sus primeros espadas. Y la moderación -en muchos casos impuesta- ha reinado en los planes de retribución de las principales firmas bancarias de Estados Unidos y Europa. Así, el sueldo de los banqueros se ha visto reducido, de media, en un 60% durante el pasado ejercicio, según un estudio elaborado por la firma especializada en análisis y seguimiento de la compensación de directivos Equilar.

El debate generado a raíz de la crisis acerca de las elevadas retribuciones de los ejecutivos del sector financiero ha sido intenso y ya sea por imagen o cuestión de responsabilidad muchos banqueros renunciaron a lo largo del pasado ejercicio a sus bonus y redujeron su salario. El análisis elaborado por Equilar revela que el salario medio de los consejeros delegados de banca se redujo a 4,7 millones de euros de los 11 que ganaban en 2008.

Una de las caídas más importantes fue el caso del presidente de la firma de inversión estadounidense Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, cuyo sueldo se redujo en 2009 un 98% respecto al ejercicio anterior, hasta los 669.00 euros. Sin embargo, se le concedió una serie de opciones sobre acciones que le permitirán ganar unos 7millones de euros en los próximos años.

En Barclays, una de las pocas entidades británicas que no necesitó ayuda por parte del Gobierno británico, tanto el presidente de la entidad, Robert E. Diamond, como el consejero delegado, John Varley, renunciaron al cobro del bonus que les correspondía en función de los resultados obtenidos durante el pasado ejercicio y que la entidad consideró como "merecidos".

Jamie Dimon, presidente de JP Morgan, no recibió ningún tipo de compensación, ni en efectivo ni en acciones, el pasado año. Sin embargo, algunas cifras parecen ponerse al día. El directivo recibirá este año una prima de unos 12,5 millones de euros en acciones restringidas y opciones, en vez de en efectivo, según un escrito enviado a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC por sus siglas en inglés) de Estados Unidos al que tuvo acceso a principios de este año The Wall Street Journal.

Pero no todos los ejecutivos de banca han vivido un año 2009 de mayor austeridad. El consejero delegado de Credit Suisse, Brady Dougan, ganó 13,8 millones de euros, casi seis veces su remuneración de 2008, según Equilar. El presidente ejecutivo de Deutsche Bank, Joseph Ackermann ganó 10 millones de euros durante el año pasado, en comparación con 1,5 millones del año anterior. Otro ganador fue StephenHester, consejero delegado de Royal Bank of Scotland, una de las entidades más dañadas por la crisis financiera en Reino Unido, quien obtuvo unos 7,8 millones de euros en 2009.

En el caso de los directivos españoles, el salario del presidente del Santander, Emilio Botín, se redujo el año pasado en un 26,3%, hasta alcanzar la cifra de 3,99 millones de euros. El salario del consejero delegado, Alfredo Sáenz, alcanzó los 10,23 millones, que supone un incremento del 10,13%. Por su parte, el consejo de administración de BBVA, congeló el pasado año los salarios de la alta dirección.