Ha sido adjudicada a BBK

Griñán: "Cajasur dejó de ser andaluza cuando rechazó la fusión con Unicaja"

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, aseguró este sábado que la decisión del Banco de España de adjudicar Cajasur a la BBK "ha cumplido la legislación vigente" y lamentó que "no haya sido posible" que haya quedado en manos andaluzas, pero destacó que "Cajasur dejó de ser andaluza cuando la mayoría de su consejo rechazó la fusión con Unicaja".

En una comparecencia pública para valorar la decisión del Banco de España, Griñán desveló que el presidente del BBK, Mario Fernández, le trasladó ayer su voluntad de "conservar el mayor nivel de empleo posible" en CajaSur y la obra social vinculada a Córdoba, mientras que también apuntó que los presidentes de Unicaja y Cajasol, Braulio Medel y Antonio Pulido, respectivamente, le comunicaron su intención de "seguir avanzando en la posible fusión de ambas entidades".

Por su parte, el lehendakari, Patxi López, ha valorado hoy la adjudicación de Cajasur a la vasca BBK porque, a su juicio, esta alianza potencia aún más su valor en un mundo financiero "en el que el tamaño sí importa". López, quien se ha referido a este asunto en declaraciones a los periodistas al asistir a la reunión del Comité Federal del PSOE, ha confiado en que esa decisión sea el preámbulo de algunas operaciones más que certifiquen que tanto la BBK como las otras cajas vascas están entre las más solventes de España.

"Me parece una noticia muy positiva para Euskadi", ha insistido el lehendakari.

Zapatero ve la adjudicación positiva

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que la situación que ha vivido en los últimos meses Cajasur ha desembocado en un buen resultado al decidirse su adjudicación a la vasca BBK. Zapatero ha aludido a este asunto en su intervención final en la reunión del Comité Federal del PSOE, según han informado fuentes socialistas.

El jefe del Ejecutivo ha lamentado que la situación de Cajasur haya estado ocho meses sin solución porque eso puede hacer mucho daño al sistema, pero ha insistido en que el final de este asunto ha sido positivo.

En este contexto, el jefe del Ejecutivo ha defendido la serie de medidas que está llevando a cabo el Gobierno para hacer frente a la crisis económica y financiera y ha destacado la importancia de la reforma de la ley de Cajas.

A su juicio, se pagaría gravemente tomar decisiones políticas a la hora de afrontar reformas en el sistema financiero. De ahí que haya defendido que los cargos electos no participen en la toma de decisiones económicas en las Cajas y haya precisado que el no hacerlo va en beneficio de los propios cargos.