El regulador le otorgará una ficha bancaria

Ordóñez adjudica Cajasur a BBK, que recibirá 392 millones del FROB

La creación de la séptima caja de ahorros española se pone en marcha. El Banco de España, que aportará 392 millones de ayudas del FROB, ha adjudicado Cajasur a BBK para configurar una entidad con unos activos de 48.000 millones.

Ordóñez adjudica Cajasur a BBK, que recibirá 392 millones del FROB
Ordóñez adjudica Cajasur a BBK, que recibirá 392 millones del FROB

Los criterios técnicos, económicos y de futuro presentados por BBK han jugado a su favor para que el Banco de España, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), le adjudique Cajasur en un concurso en el que participaban otras cuatro entidades financieras. Una limitada petición de ayudas y, sobre todo, la solidez de su balance, le han permitido hacerse con el control de la caja andaluza en su tercer intento por convertirse en unos de los actores de referencia en la reordenación del sector.

La operación de compra de Cajasur se instrumentará a través de un banco propiedad al 100% de la caja presidida por Mario Fernández. Actualmente, BBK no cuenta con una ficha bancaria pero tiene pactada su concesión con el Banco de España. La nueva entidad será la encargada de recibir los activos y pasivos de Cajasur. La obra social, pasará a una fundación.

En su oferta económica, la entidad vizcaína solicita un esquema de protección de activos (EPA). En virtud de dicho mecanismo, el FROB sufragará durante cinco años las pérdidas derivadas de una cartera de créditos valorada en 5.500 millones de euros -en su mayor parte correspondientes a préstamos a promotores, suelo, etc.-, hasta una cantidad máxima de 392 millones. Según indicó el FROB, el importe "se anticipará a un tipo de interés preestablecido del euríbor más 50 puntos básicos".

La estrategia para la caja andaluza ya está perfilada. En una nota hecha pública el viernes, BBK señalaba que tiene previsto trasladar a Cajasur su modelo "basado en la experiencia acumulada en sus más de 100 años de historia, en los que ha reflejado su fortaleza financiera y su capacidad de gestión en forma de apoyo a la industria, a personas y familias".

Marca en Andalucía

Fuentes consultadas aseguran que la caja vizcaína, la más solvente del sistema financiero español con un core capital del 14,6%, baraja un ajuste laboral en Cajasur que afectaría a 900 trabajadores sobre una plantilla superior a las 3.000. Desde CC OO-Comfia se pedía el viernes que, de producirse, sea "lo menos traumático posible". BBK también prevé el mantenimiento de la marca en las sucursales andaluzas. El resto, se cobijaran bajo su propia enseña.

Mario Fernández, presidente de BBK, aseguró que, sin poner en riesgo el patrimonio de la caja vizcaína, se gana tamaño "para ser más competitivos" a la vez que se realiza una apuesta por mantener el compromiso de la obra social en Córdoba y Andalucía. Fernández, tras conocer la decisión del Banco de España detalló al presidente del Gobierno vasco, Patxi López y al de Andalucía, José Antonio Griñán, los objetivos de la operación.

A demás de BBK, en la puja por la caja cordobesa participaron Unicaja, Cajasol, Banco Sabadell y Banca Cívica, la fusión virtual integrada por Caja Navarra, Caja de Burgos y CajaCanarias. Nomura actuó como intermediario en la subasta. Cajasur fue intervenida por el Banco de España el pasado 21 de mayo.

La posible integración de las cajas vascas pasa del frío al congelador

Del frío al congelador o, quizás, a ninguna parte. Según aseguran fuentes del sector, una posible integración de las tres cajas vascas (BBK, Kutxa y Vital) puede difuminarse por la diferencia de tamaño que adquirirá BBK frente a la otras dos entidades de ahorro tras adjudicarse Cajasur. En los dos fallidos intentos de fusión, el primero de ellos entre las tres cajas y, el segundo, protagonizado por BBK y Kutxa, los recelos sobre el peso de cada una en sus órganos de gestión y el control de la obra social tuvieron un especial incidencia para abortar los proyectos.

El Gobierno vasco, sin embargo, sostiene una tesis diferente. Carlos Aguirre, su consejero de Economía, aseguró el viernes que la adjudicación puede "acelerar" la toma de decisiones de las entidades vascas para una futura fusión. Añadió que la situación "preeminente" de BBK ayudará a que la "posición global" de las tres sea "aún más sólida".

La Junta mantiene su deseo de fusionar Unicaja y Cajasol

La adjudicación de Cajasur a la entidad vizcaína supuso un jarro de agua fría para el Gobierno andaluz, que veía en el reparto del grupo cordobés la vía para estrechar los lazos entre sus dos grandes cajas regionales: Unicaja y Cajasol.

El consejero de Economía autonómico, Antonio Dávila, reconoció que se ha intentado que Cajasur permaneciera en la órbita andaluza, pero que el Banco de España "ha tomado una decisión con criterios técnicos que a la Junta de Andalucía le merecen el máximo respeto". Luego reiteró que el Ejecutivo mantiene su plan de crear una gran caja regional. Unicaja y Cajasol ya han encargado sendos informes técnicos.

La Confederación de Empresarios de Córdoba, así como la sección andaluza de CC OO ligaron el resultado de la operación a presuntos pactos políticos entre el Gobierno central y el PNV sobre los Presupuestos Generales y la reforma laboral.