Recursos humanos

Implicar a empresas y trabajadores, una clave de éxito

Great Place to Work no recomienda 'estrellas' en los equipos de trabajo

En España "hay grandes empresas, lucrativas y a la vez preocupadas por sus trabajadores", señala José Tolovi, director global de Great Place to Work. Esta consultora de investigación y recursos humanos dio a conocer recientemente una lista con las 100 mejores compañías para trabajar en Europa, según sus empleados. España incluye a siete de ellas: Microsoft España, Louis Vuitton, Vodafone, Cisco Systems, Softonic.com, Bain & Company Ibérica y Grupo Visual MS.

"La experiencia de Great Place to Work nos dice que las empresas de éxito son muy iguales entre sí, sin importar su país de origen", afirma Tolovi. Y el buen desempeño de una empresa radica en "saber involucrar a las personas y a las empresas. De esta manera, habrá menor absentismo o problemas de salud, lo que finalmente se traduce en beneficio".

"El diferencial competitivo radica en la gente. Y eso es así en todas las culturas: en Japón, Centroamérica, o Europa", añade. Todos los países tienen sus particularidades, sin embargo, "es más fácil encontrar diferencias entre dos empresas del mismo país que en una misma empresa en dos países distintos cuando ésta tiene éxito". Tolovi pone de ejemplo a Microsoft, donde el personal proviene de todos los rincones del mundo, pero comparte los mismos valores de la compañía en cualquiera de sus filiales.

"¿Qué es mejor, once estrellas que no se conocen entre ellos o un buen equipo?", plantea Tolovi en términos futbolísticos. "No sólo se trata de traer al mejor, sino de que la persona que se contrate comparta los valores de la empresa".

Las compañías cada vez lo tienen más en cuenta, apunta Tolovi. Es lo que se ha dado en llamar la ecuación cultural. "Contratar personal con esa ecuación y que después sea la propia empresa quien las entrene", es la sencilla fórmula del éxito para Great Place to Work.