Un 23,8% menos

Sólo de 8.000 declarantes del IRPF ganaron más de 601.000 euros en 2008

Sólo 8.059 contribuyentes (el 0,04%) declararon ingresos superiores a 601.000 euros en 2008, frente a los 10.580 que lo hicieron en 2007 (el 23,8% más), según la Estadística de los Declarantes del IRPF de 2008 que elabora la Agencia Tributaria (AEAT).

Esta cifra, que supone sólo el 0,04% del número total de contribuyentes en 2008, es un 23,8% inferior a los 10.580 contribuyentes registrados en 2007, que, sin embargo, supusieron más del doble que los declarantes de rentas superiores a los 601.000 euros de 2006.

Por el contrario, el 95,45% de los declarantes del IRPF declaran ingresos anuales por debajo de los 60.000 euros, porcentaje ligeramente inferior al del año 2007. En concreto, casi el 30% de los contribuyentes (el 28,60%) declara rentas anuales de entre 12.000 y 21.000 euros, mientras que el 20% tiene ingresos de entre 6.000 y 12.000 euros anuales.

El 15,6% de los contribuyentes declaran a Hacienda entre 21.000 y 30.000 euros al año y el 14,8% percibe rentas anuales de entre 30.000 y 60.000 euros.

El 90%, rentas del trabajo

La estadística de la Agencia Tributaria muestra también que el grueso de los contribuyentes del IRPF perciben rentas del trabajo, ya que del total de 19,3 millones de declaraciones presentadas en 2008, el 86,9% fue de contribuyentes que perciben dichas rentas (16,8 millones), un porcentaje ligeramente superior al de un año antes (86,7%).

El importe medio declarado por estos contribuyentes ascendió a 19.288 euros, lo que representa un descenso del 4,8% respecto al año anterior.

Por su parte, algo más de 3,1 millones de declarantes del IRPF percibieron rendimientos de actividades económicas por un importe medio de 9.205 euros (un 9,2% menos), muy por debajo de los 19.288 que se declararon por rentas del trabajo.

Deducción por vivienda

En cuanto a las dos deducciones más importantes en el IRPF, un total de 4,3 millones de contribuyentes se aplicaron reducciones por aportaciones a planes de pensiones por un importe medio de 1.391 euros anuales; mientras que la deducción por vivienda habitual benefició a 6,6 millones de declarantes, con un importe medio de 816 euros.

Estas cifras ponen de manifiesto que los contribuyentes que se han aplicado deducción por planes de pensiones cayeron un 0,8% en 2008 respecto al año anterior, mientras que el importe medio descendió un 11,5%. Lo contrario sucedió con la deducción por vivienda, cuyos declarantes ascendieron un leve 0,03% y el importe medio, un 3,81%.