Por el freno a su plan de expansión

BA ve en Barajas una alternativa a Heathrow

El consejero delegado de British Airways (BA), Willie Walsh, señaló hoy que la fusión con Iberia significa que el aeropuerto madrileño de Barajas pueda llegar a ser una alternativa atractiva al londinense de Heathrow, debido a la decisión del Gobierno británico de abandonar su plan de expansión.

Walsh calificó de "errónea" la decisión del nuevo Ejecutivo de coalición de Reino Unido que ha anunciado que abandonará el plan de construcción de una tercera pista en el aeropuerto londinense de Heathrow, gestionado por BAA, filial del grupo español Ferrovial.

El nuevo Gobierno confirmó también el abandono del proyecto de ampliación de una sexta terminal propuesto en 2003 y al que dio luz verde el ex ministro de Transporte, Geoff Hoon, en enero de 2009.

En opinión de Walsh, las medidas tomadas por el Gobierno respecto a Heathrow podrían perjudicar el crecimiento de la economía inglesa.

Añadió que si el Reino Unido no quiere participar en el futuro crecimiento económico, éste se trasladará a otras partes de Europa y del mundo.

Walsh, quien reconoció que la relación con Iberia continúa profundizándose en términos de su fusión formal, añadió que con la capacidad disponible en el aeropuerto de Madrid, "pienso que la pérdida de Londres será la ganancia de Madrid".

En cuanto a las pérdidas ocasionadas por el cierre del espacio aéreo europeo debido a la nube volcánica procedente de Islandia, Walsh dijo que, en caso de BA, se elevan a 100 millones de libras, incluidos los 25 millones que se han pagado en compensación a los pasajeros afectados.

A su juicio, la reacción de las autoridades europeas ha sido "patética" y el impacto de la medida se traduce en unas pérdidas de 1.000 millones e dólares para las aerolíneas europeas.