De 405 millones de euros

Iberdrola afirma que ACS tuvo pérdidas en 2009 en vez del beneficio declarado

Iberdrola considera que ACS, su principal accionista, registró el año pasado unas pérdidas brutas de actividades ordinarias (sin contar la venta de Unión Fenosa) de 405 millones de euros, en lugar del beneficio de 988 millones que declaró la constructora.

æpermil;ste es uno de los puntos en los que se basa la demanda de juicio ordinario que la eléctrica ha presentado ante los juzgados de lo mercantil de Madrid, que ha sido asignada al titular del juzgado número 1, Carlos Nieto, según explicaron fuentes de Iberdrola.

De acuerdo con el informe pericial que acompaña a la demanda, el resultado antes de impuestos de las actividades continuadas de ACS en 2009 habría sido de signo negativo si se hubiera contabilizado correctamente el impacto derivado del deterioro del valor de las inversiones en participadas.

Por su parte, fuentes de ACS indicaron que todas las cuentas de la constructora "están auditadas" y cuentan con "plena conformidad de los auditores".

IBERDROLA 9,90 -1,78%
ACS 23,13 -1,57%

Según las cuentas aprobadas por ACS, el beneficio neto de 2009 asciende a 1.952 millones de euros, de los cuales 840 millones corresponden a actividades continuadas y 1.112 millones a operaciones interrumpidas, entre las que destaca la venta de Unión Fenosa a Gas Natural.

La demanda presentada por Iberdrola analiza el beneficio antes de impuestos de las operaciones continuadas, que es el que debería recoger fielmente la evolución del grupo sin verse afectado por actividades interrumpidas.

Si se hubiesen cumplido estrictamente las Normas Internacionales de Contabilidad, señala Iberdrola, ACS tendría que haber registrado una pérdida de 1.393 millones en este apartado de las cuentas consolidadas como consecuencia de la disminución continuada del valor de sus principales participaciones financieras.

Infracciones o incorrecciones

En concreto, Iberdrola identifica tres infracciones o incorrectas valoraciones de los activos. En primer lugar, aprecia una infracción de la norma internacional NIC 39 por la valoración de la participación del 12% en la propia Iberdrola, a la vista de que la misma ha sufrido una pérdida de valor "prolongada y significativa".

En concreto, Iberdrola cifra en el 34% en dos años esta pérdida de valor, e indica que esta circunstancia debió trasladarse a la cuenta de resultados consolidada. "De haberse contabilizado bien, provocaría un ajuste negativo en los resultados del grupo de 900 millones de euros", advierte.

En segundo lugar, la eléctrica aprecia una incorrecta valoración de la participación en la constructora alemana Hotchief. ACS tiene contabilizada la inversión del 29,98% según el coste de adquisición, de 1.559 millones de euros, aunque en la memoria indica que el valor de la participación asciende a 1.123 millones de euros.

Deterioro del valor de Hotchief

De este modo, señala, el valor real es un 28% inferior al contabilizado por la constructora, lo que supone "un claro indicio del deterioro del activo", por valor de 400 millones, que debería haberse contabilizado como pérdida.

En tercer lugar, detecta una incorrecta valoración de otras participaciones, entre ellas las de Xfera Móviles, Madrid Calle 30, Accesos de Madrid Concesionaria Española e Inversora de la Autovía de la Mancha, valoradas en 200 millones de euros. En el informe pericial se desvela un deterioro de 93 millones de euros en la valoración de las mismas.

En conclusión, la eléctrica entiende que el deterioro de estas participadas hace que el beneficio antes de impuestos de las operaciones continuadas de 2009 hubiese registrado una pérdida de 405 millones de euros, frente a los 988 millones de euros publicados por ACS.

Impugnación de la junta

Iberdrola presentó el pasado 25 de mayo la demanda de impugnación de la junta de accionistas de ACS celebrada el pasado 15 de abril. En concreto, la denuncia afecta a los acuerdos relativos a la aprobación de las cuentas anuales e informe de gestión correspondientes al ejercicio de 2009, a la aplicación de los resultados y a la aprobación de la gestión del consejo de administración durante ese mismo ejercicio.

Esta impugnación de la junta de ACS se produce en un momento en el que se aguarda a que la propia constructora presidida por Florentino Pérez sea la que presente ante el Juzgado Mercantil de Bilbao su demanda en contra de la junta de la eléctrica del pasado 26 de marzo.

ACS asegura que sus cuentas han sido auditadas "con plena conformidad"

El grupo constructor ACS, presidido por Florentino Pérez, aseguró hoy que "están tranquilos" y que sus cuentas "han sido auditadas con plena conformidad del auditor".

ACS reaccionó así tras conocer la demanda de la mayor eléctrica española, Iberdrola, que considera que la constructora, que también es su principal accionista, tuvo en 2009 unas pérdidas brutas ordinarias de 405 millones de euros, en lugar del beneficio de 988 millones de euros declarado por el grupo.

æpermil;ste es uno de los puntos incluidos en la demanda de juicio ordinario que Iberdrola ha presentado ante los juzgados de lo mercantil de Madrid.

Según el informe pericial que acompaña a la demanda, el resultado antes de impuestos de las actividades continuadas de ACS en el ejercicio anterior (sin contar la venta de Unión Fenosa) habría sido de signo negativo si se hubiera contabilizado correctamente el impacto derivado del deterioro del valor de las inversiones en participadas.